Qué hacer para poder decir lo que se piensa

Para aquellas personas que han crecido con cierto temor de poder decir algo frente a los demás, es necesario que sepan por qué y qué pueden hacer para poder decirlo, por esto hay que hacer la siguiente pregunta, ¿Qué hacer para poder decir lo que se piensa? Tomen atención que nunca escribo dando vueltas, al menos no me gusta el “tecnicismo” porque soy práctico.

Aunque ya tengo un artículo sobre este tema que aunque no lo crean, pero los temas que escribo son tan extensos que es imposible tratar de escribir algo completo por la amplitud del tema, al menos pienso que con unas seis mil palabras se podría decir que estaría con lo justo para que alguien saque una información casi completa.

Cómo decir lo que pienso
Qué hacer para poder decir lo que se piensa

Al menos un artículo de esa dimensión es muy largo leer al menos para alguien que no acostumbra y quiere una fórmula mágica de apuro, simplemente al ver semejante monstruo de texto, leerá entrecortado, por eso es que a mucho llego a dos mil quinientas palabras y que de sí ya es largo pero lo vale, al menos trato de que no sea pesado y tenso.

El mismo hecho de lo que hago en este momento que es escribir con mis propias palabras, ya estoy demostrando lo que hago y lo que muchos lo pueden hacer, que es decir lo que se piensa sin miedo a lo que digan las personas en sus comentarios.

En cinco años, solo una chica me hizo un comentario que no tenía ni pies ni cabeza que no es nada en relación de más de tres mil que ya han hecho y casi todos, con consultas o petición de consejos que con mucho gusto les doy, al menos solo es mi opinión, que lo hagan o no, es la decisión de los que piden.

¿Por qué tengo miedo a decir lo que pienso?

Con este aperitivo empiezo con lo que hace tener miedo a decir lo que se piensa, al menos así era en mis tiempos cuando empezaba a vivir y lo que me pasaba, es con el gran porcentaje de personas que pasan por la misma experiencia de quedarse calladas cuando no lo deben hacer.

Por lo general todo empieza con el miedo a la autoridad y esto viene desde que uno es muy pequeño-a, al menos ese error lo cometí con mis hijos que en buena hora sacaron mis genes, que es lo que hace ser un poco rebeldes en el sentido de que si alguien le dice “cruce la calle” no lo hacen porque primero deben decir por qué lo deben hacer.

Al menos el miedo que tenía era con mi padre que era una persona muy enérgica con la educación, que desde luego no es que supongo que es así, es así y si se preguntan por qué lo escribo así, la verdad que a mi madre (que era la que lanzaba a la cabeza lo que tenía en mano, o sea, la que castigaba como inquisidora) nunca le tuve miedo y le podía decir lo que sea.

En cambio a mi padre no, ni de broma porque solo con la mirada ya me ponía temeroso que es justo lo que hace que una persona no pueda decir algo a los demás, es ese miedo que se siente cuando alguien se presume que es superior, aunque esto no quiere decir que sea físicamente porque puede ser solo de presencia.

Ahora, ¿Desde cuando empieza este temor a lo superior o autoridad? Esto va desde que el padre comete el error de siempre hablarle al hijo desde su puesto de mando, ¿Qué es el puesto de mando? Esto es que el padre cuando se dirige al hijo, lo hace parado muy cerca de el niño-ña.

Tomen en cuenta que el niño es muy bajo de estatura y la mirada que el padre lanza a su pobre hijo-a es hacia abajo, que sin querer le está diciendo a su hijo (inconscientemente) que él es el que manda, el que dice y hace lo que quiera, el que castiga y de paso al menos en mis tiempos, no había la mirada de clemencia, porque eras culpable o no.

Ahora esto se complica cuando el padre en el momento en que se ha dado cuenta que su hijo a cometido un error, viene el castigo pero cuando castiga, lo hace de una forma completa, esto es con cara (que es el mensaje no verbal de que está muy enojado) presión (que es la fuerza que impone) palabras (que es el mensaje auditivo que llega al cerebro) y de paso el hacer sentir que uno es el malo.

Estos mensajes hacen que la persona se sienta pequeña ante el padre, aunque hay veces que la madre es la que se impone de esa forma y por el cual, los efectos de traumas son severos solo por el hecho que es la que le dio la luz de la vida cuando parió a su hijo, ese vinculo que se tiene hacia la madre se rompe de una manera terrible.

¿Solo el padre puede crear ese miedo a decir lo que se piensa?

Tomen en cuenta que el decir no solo se trata de palabras porque se sobreentiende, que se trata de que alguien se pare en frente y pueda hasta ver directo a los ojos de la otra persona, por eso no solo el padre es el que puede hacer este daño, también hay casos de niños que crecieron con los parientes más cercanos que pueden ser tíos-as.

Que al no ser hijos propios hacen caer el peso de la autoridad porque saben que están indefensos, que es muy probable que a sus propios hijos no le aplican esa ley, pero a sus sobrinos sí. La causa puede ser la misma que pasó con el tío, esto es que pasaron peripecias con parientes cercanos, es una cadena que se repite.

Ahora, los vecinos o seudos amigos también pueden ser causantes de este mal de temor de poder decir lo que se piensa solo por el hecho que tiene miedo de que le digan o hagan algo que no le gustaría, que es muy posible que lo asocien con castigo que es peor cuando hubo golpes o lesiones en el cuerpo.

¿Debe haber agresión para que se tenga miedo a decir algo?

Eso depende de la persona porque en algunos casos el daño que se crea es de forma indirecta, esto es que no lo hacen con el fin de dañar al niño sino, de que aprendan algo con el método equivocado. Esto puede ser de una manera tan sencilla que muchos no le toman atención.

Como ejemplo pongo algo que me pasó en el colegio y tomen en cuenta que ya tenía más de catorce años de edad, que sumado a la actitud de mi padre (que aún no sabía que tenía ese miedo) porque todo empezó a raíz que quise trabajar a la edad de diez y seis años.

Lo que me pasó fue que en el momento en que un profesor nos dijo que dijéramos nuestro pensar sobre un tema, asumí que se podía decir lo que se pensaba pero personalmente y no que tenga que ver con su teoría, el cual fue nefasto para mí, ya que en cuatro ocasiones me hizo callar de una forma ridícula.

Ya pueden imaginarse que mis compañeros que no esperaban nada para reírse de los demás, que pasé una vergüenza del diablo y hasta ahí no pasaba nada de importancia porque lo asumí que era ganas de molestar de parte del profesor, pero cuando empecé a trabajar es que empecé a sentir el miedo a pararme frente a un cliente.

Ahora, ¿Por qué tenía ese miedo frente a un cliente? Esto fue porque al comienzo y esto duró algunos años y creo que más de veinte, porque al comienzo no entendía porque me temblaban las piernas solo de ver al cliente entrando a la oficina de mi madre.

Peor era cuando ese cliente se dirigía a mí y me hacía preguntas, era que me temblaba todo el cuerpo y cuando salía del local, todo volvía a la normalidad, ¿Por qué ese cambio? Desde luego que en ese tiempo no sabía lo que ahora sé, que todo era porque mi padre aunque no haya sido intencional, hizo que tenga miedo a su autoridad.

Esto y el miedo a equivocarme hizo que se genere un temor a querer decir algo que quería decir pero no lo podía hacer por temor a ser rechazado por los demás. Ahora, es muy posible que la historia de muchas personas sean diferentes a la mía, pero tienen el mismo patrón por el cual es el mismo resultado de no querer decir algo que se quiere, pero no se atreve por el miedo a lo que pueda pasar.

¿Qué hacer para poder decir lo que se piensa?

Como se habrán dado cuenta que todo este temor se basa en el miedo hacia alguien que representa autoridad, porque sabe que está equivocado, ya que eso representa porque se supone que la autoridad nunca se equivoca aunque sí lo esté, pero eso no se sabe en ese momento, porque lo único que sabe es que está castigado y nada más.

Ahora en este momento en que quiere decir algo frente a los demás, siente que no lo debe hacer o tiene temor de hacerlo, ¿Por qué es? Piense y medite, ¿A qué le tiene miedo? Esto es que aunque lo piense miles de veces siempre llegará al mismo punto, no sabe qué decir o siente que puede equivocarse y no quiere que esas personas se rían de usted.

Al menos el miedo a pasar vergüenza se da más cuando las personas que están en su delante, las ve como alguien superior que es lo mismo cuando se para frente al gerente de la empresa en la que trabaje, ¿Le discutiría a su inmediato superior? Desde luego que no aunque sepa que está equivocado, ¿Por qué? Porque tiene miedo de los resultados, despido.

Los conocimientos os hará libres

Esto quiere decir que antes de poder decir algo, deben estar seguros de lo que van a decir o por lo menos siempre deben tener un plan “B” de contingencia, que sería su salida honrosa de algo que pueda equivocarse, pero para evitarse de los planes de salida, lo mejor es informarse en pleno de lo que se debe saber sobre un tema.

En mi caso por ejemplo, lo escribo está basado en primer plano de lo que pasé como empresario el cual para poder tener a la gente trabajando sin interrupciones, era que debía hacer el papel de consejero de familia o conyugal, ¿Por qué? Por el hecho que si las empleadas tenían problemas en casa, ellas no iban a trabajar, así de simple.

Luego con tanta lectura que lo hago todos los días y de paso con la profesión de Programador Neuro-Lingüista, que justamente tiene que ver con estados emocionales, es que me da para escribir todos los días, esto sin contar con algunos miles de los comentarios sobre problemas de pareja, familia e incluso de niños.

Decir lo que se piensa
Qué hacer para poder decir lo que se piensa ante los demás

Esto quiere decir que sé lo que quiero decir y puedo pararme delante de cualquier persona aunque sea del doble de mi estatura, mirarle a los ojos preguntándole lo que sea y no sentir miedo a que me pase algo, esto me lo han dicho muchas personas que no tengo miedo para hablar.

Cómo siempre, esto tiene un proceso a menos que lo que tenga sea un trauma y que no lo pueda dominar, es que solo necesita sentirse seguro-a de lo que piensa decir, al menos cuando lo haga usted debe mirar hacia los ojos, en esto no importa si es el presidente del país, solo sabe que usted está segura-o de lo que va a decir.

Cuando una persona está segura de lo que sabe o quiere decir, no hay fronteras que lo detengan por el simple hecho que está por delante sus  palabras, ahora, esto no quiere decir que sea imprudente, que eso ya es otra cosa que de paso pasa a la estupidez ya que debe pensar o hacerse la pregunta, ¿Es idóneo decir lo que pienso a esa persona?

Esto no se trata de cobardía sino de saber utilizar las palabras de la mejor forma, para que estas no le reboten en la cara y por eso, debe leer mucho sobre el tema en el cual usted quiera ser útil, ya sea para su beneficio o de los demás, en especial de las personas que crea que son importantes o con autoridad.

En conclusión: ¿Qué hacer para poder decir lo que se piensa? Lo que se hace es más importante que el querer hacerlo, esto es que debe coger la costumbre de leer en especial sobre temas que crea que son importantes, hasta para que le sirva de cultura general, lo demás cae solo por su peso.

Vídeos muy buenos
Has clik arriba

Muchos datos de interés en mi canal


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *