Cómo romper moldes para vivir mejor

Rompiendo Moldes para un mejor vivir, es algo que muchos no estarán de acuerdo. La razón es porque siempre se han movido en esa forma, desde sus padres y quién sabe si tal vez desde sus abuelos.

Entonces para ese tipo de personas, las cosas de la vida es así y siempre serán así y no porque quieran ser mediocres, si no que así crecieron. En toda su vida lo único que vieron fue esa forma de actitud.

Rompiendo moldesEntonces decirles que cambien, se van a sorprender y quien sabe tal vez hasta se enojen. Por otro lado, cuando el crecimiento de una persona está relacionado con las actitudes digna de elogios, eso es lo que ellos siempre van a perseguir y cada vez más querrán ser mejores.

Ahora ¿Para qué romper moldes? Esa es buena pregunta, pues bien viéndolo desde el punto del hombre común, en este caso “No se puede tener una buena educación sin dinero” esa forma de pensar a hecho que el pueblo siempre esté por muy debajo de los demás.

Esto es totalmente falso, ¿Cómo romper este molde? Simple, lea y prepárese. Hace algunos años, por una extraña experiencia con una de mis hijas, me di cuenta que no sabía Algebra, aunque sospechaba, pero tuvo que pasarme esa vergüenza para darme cuenta que no sabía.

Esto me hizo cambiar como para preguntar ¿Cuánto cuesta que alguien me enseñe Algebra? Ya pueden imaginarse, costos y costos por un buen tiempo, entonces pensé “Voy a pagar para que alguien me enseñe lo que yo quiero aprender” nada que ver.

Después de meditar un tiempo me hice una pregunta ¿Qué podría pasar si yo mismo soy el profesor? No voy a negar, si me reí por un rato, si se supone que soy yo el que va aprender y yo mismo me voy a enseñar.

Más de uno me criticó por tacaño y según algunos “Nunca vas aprender Álgebra, además para qué” está claro que mucha gente, se llena de envidia porque alguien quiere salir del grupo de mediocres, pero como ellos no tienen el “Tiempo” piensan que otros tampoco lo deben tener.

El tiempo pasó, creo que más de año y medio y el resultado, fue que llené 7 cuadernos universitarios de 100 hojas de puros ejercicios de razonamientos y ecuaciones, resolviendo todos los ejercicios que hay en el libro de Álgebra, sin nadie a quien preguntar.

Lo único que hice fue romper un molde, que hace que nadie quiera intentar superarse y lo mejor de todo, es que no me costó un solo centavo, sólo tiempo sin sentir ningún esfuerzo. Ahora ya saben lo bueno que es ir rompiendo moldes.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *