Cuando un cambio es necesario

Se busca un cambio y ya van saber por qué. Cierto día iba a entrar en un ascensor para ir al último piso de un edificio, que  en buena hora se demoraba, mientras tanto dos hombres conversaban que por cierto iban bien vestidos con traje de marca.

En la conversa, que no se cuidaban de nada pues hablaban en voz alta, como si estuvieran solos. El caso es que me llamó la atención el tema que ellos tocaron, se trataba que el uno dejaba de lado su profesión de Ingeniero, estando en la cumbre de éxito.

Un cambioEste señor era pues muy solicitado por su trabajo de máxima precisión y lo hacía, por irse a vivir a otra ciudad y dedicarse a otra profesión, la cual todavía estaba en espera de una decisión.

Su colega lo miraba sorprendido y anonadado de ver la decisión que según él era sólo de broma, “¡Debe ser una broma verdad! Porque no te creo que vayas a dejar una profesión en la que más de uno desean estar en tu lugar, incluyéndome por supuesto”.

Esto le decía su amigo muy sorprendido, yo muy pensativo observaba el aspecto del causante de esa sorpresa. Y por mucho que miraba, no encontraba una razón viable como para que dicho señor tomara tal decisión.

No tenía el aspecto de estresado ni de mal genio pero si muy sereno y que después me di cuenta por qué. El ingeniero estaba decidido y se iba, claro que dejando terminado todo lo que tenía pendiente.

Ya había vendido su casa, sus vehículos y todos sus enseres, no quería saber nada del lugar en el cual había estado casi toda su vida, ¿Estaba cansado? ¿Tenía enemigos? No nada de eso.

Lo que le pasaba al señor era que no era feliz con lo que hacía, la única ventaja que tenía y la que le hacía especial, es que tiene por costumbre ser perfeccionista. En total, se fue y sé que cumplió con su objetivo, él puso su mira en el éxito y nada más.

Logrando llegar a ser tan exitoso que inclusive, trabaja con lista de espera ¿En qué? Pues sorpréndanse, es Jardinero y es feliz en lo que hace, mejor dicho es Diseñador de jardines.

No le preocupa ni en lo más mínimo lo que digan “La sociedad”. Él como Ingeniero era muy bueno y ganaba mucho dinero, pero no era feliz y siempre andaba con molestias en su organismo. Cuando hizo el cambio radical, todo cambió, desde luego que con el apoyo de su familia.

Es de notar que sin ese apoyo hubiera sido muy difícil. ¿Se atreverían hacer un cambio radical, sabiendo que no se sienten bien con su trabajo, oficio o profesión? Recuerden que siempre hay la oportunidad cuando se busca un cambio.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *