Ser un títere de los demás

Nadie quiere ser un títere de los demás pero sin embargo muchos lo son sin darse cuenta. “Son mis amigos” o “Son mis amigos y no quiero que me dejen de hablar” ahora, imaginen cuantas personas han dicho algo parecido, el cual es más frecuente en las chicas o señoras que siguen dependiendo de las compañías.

En esto no creo que haya diferencia entre género porque un hombre también lo puede decir, el caso es que cuando pasa este tipo de actitud es claro síntoma, de que son temerosos y están siempre a la espera de ser aprobados por alguien. En este caso si ellos hacen un movimiento está bien pero si los amigos le dicen o hacen un comentario, todo cambió en su alrededor.

Un títereLlegando al extremo de hacer cualquier cosa con tal de que los amigos estén tranquilos y por lo tanto seguir siendo aceptado por todos. Estar en esta situación es muy lamentable porque los amigos se dan cuenta de nuestra deficiencia de atención, sea ya porque nuestros padres o hermanos no nos la dan que en este caso son los más indicados.

Cuando usted ha sido detectado cómo un títere, es presa fácil de los abusivos que también están falto de atención con la diferencia que ellos tienen odio o rencor hacia los demás y peor si es de su mismo grupo pero más débil. Ser un títere de los demás significa que ha perdido el don de ser usted.

El arma preferida de los abusivos es que le dan la espalda ignorando su presencia, eso afecta mucho a las personas que sienten que ellos son todo, por lo tanto estarán listos para satisfacerlos para su gigante ego. Algo parecido pasa en las parejas sean con documentos o no (casados) y sucede igual.

En este caso sería que estén de acuerdo siempre en todo pero sin olvidar que el hogar es como una nave, en toda nave hay un capitán sea quien sea, además ser un buen capitán no significa que es amo y señor, significa que lo sabe todo pero si algo no lo sabe debe pedir opinión o información a su subalterno que en este caso es su esposa-o y de esa forma todos felices.

Tanto el uno cómo el otro saben su posición y nadie es títere de la otra parte, simplemente cada uno ocupa su parte y en ella es su máxima autoridad.  Una manera de darse cuenta si es un títere de alguien es que cuando usted haga algo que le gusta, sea lo que sea, de pronto viene su amigo y le hace una crítica y le sugiere que a él no le gusta.

Para usted automáticamente intuye que está mal aunque antes pensó que le gusta mucho, ahora ¿Qué es lo que hace? Pues hace lo que su amigo le dijo inconscientemente que haga y eso es cualquier cosa menos la que a usted le gusta. Esto pasa de mal a peor en el momento que usted pierde voz y voto y eso es claro síntoma de ser un títere de los demás.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *