Sin salida

Un día escuché a un señor decir “Siento que estoy sin salida” tiempo después me enteré que él fue causante de una tragedia. ¿Cuántos de ustedes y me incluyo por si acaso, se han encontrado en una situación parecida?

Al menos yo sí, pero uno siempre termina encontrando la forma de cómo encontrar la salida a cualquier problema, sin embargo, hay muchos que no logran ver más allá de sus narices.

No hay pasoCuando una persona está en una situación parecida, en muchos de los casos es porque en su mente, tiene una imagen en forma de película de lo que le está pasando, con la diferencia que no ve nada más, sin contar que la repite y la repite a cada rato.

Se han dado cuenta que cuando uno se siente así, en el interior de uno algo le dice cuál es el problema, al menos eso me pasa a mí. Antes nunca le tome atención a esos mensajes que da la mente.

La mente te da lo que tú le pides, aunque no es tan fácil, primero tienes que aprender a comprender como funciona tu proceso mental, como ya les dije, no es tan fácil. Han escuchado alguna vez la frase “Voy a consultar con la almohada” pues eso mismo es lo que se hace.

Cuando tenga una pequeña molestia y no sabe qué decisión tomar o que hacer, consulte con la almohada, eso significa que cuando se va a dormir, proyecte en la pared de su dormitorio el pensamiento que le molesta y pregunte ¿Qué hago?

No tengo que recordarles que cada uno es un mundo diferente y cada quien tendrá su forma de hacer la pregunta, por lo tanto, cuando haga la pregunta duérmase y su mente se encargará de darle la respuesta, pero para eso tiene que tener mucha atención en lo que sueña o ve al día siguiente. En mi caso, las respuestas las he visto al día siguiente, apenas abro los ojos, o sea se proyectan en la pared en forma de vídeos cortos, es increíble como funciona.

Hay días como los que a veces nos toca pasar, en la que tenía una pequeña pregunta que me daba la vuelta en mi mente, hice la pregunta antes de dormir y nada que ver, hasta el día de antes de ayer, que tuve un sueño y sé que esa es la respuesta que buscaba ¿Cómo lo sé?

Simple, no la he olvidado y la tengo bien presente en mi mente, es más, ayer tomé medidas para resolver lo que me molesta, no sé cuánto demore pero no va a pasar de hoy. Entonces ya es hora de dejar de decir “Estoy sin salida”.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *