Situaciones inciertas en la vida

Hay momentos en que uno se encuentra en situaciones inciertas en la vida, en que no sabe qué hacer por tener muchas alternativas y a la vez ninguna. Muchas veces es cuestión de una decisión tan pequeña que no la vemos por tenerla en nuestras narices, es decir, que es tan evidente que creemos que no es lo que queremos.

El entramado que nosotros mismos tejemos, se convierte en un laberinto en el cual sabemos cómo entramos incluso el camino de recorrido pero, no nos percatamos de dejar unas cuantas señales para podernos dirigir en el caso de que tengamos que regresar, ahora ¿Por qué tendríamos que regresar? Es una buena pregunta.

Ciertas situacionesEn mi caso, y quien sabe si tal vez de la gran mayoría que tenemos la costumbre de aprender muchas cosas en la que se nos cruza en el camino, le damos y le damos hasta llegar al colmo de pensar “¿Hasta cuándo aprendo y cuándo aprovecho lo aprendido?” Pero en el momento que uno recapacita viene el problema.

Sencillamente porque uno no sabe en qué momento se perdió en el camino de objetivos, metas o proyectos que supuestamente tenía preparado para mi desarrollo personal. Los años no perdonan, por lo tanto cuando uno se da cuenta ya tiene unas cuantas arrugas en la cara y quién sabe en dónde más.

Parece que fuera fácil pero no lo es. Cuando usted parte desde un punto que en si es incierto ya que no ha hecho nada todavía, empieza su recorrido pasando por muchos obstáculos en los cuales los ha pasado por su conocimiento y astucia, entonces avanza y sigue avanzando, ha tenido que cruzar por entramados de otros para poder seguir en su camino.

A la distancia ve un punto en la cual está su supuesta meta, pero de pronto algo le sucede y no puede continuar, ¡No hay problema porque usted es bueno para resolverlos! Lo hace y sigue su camino pero esta vez, un poco lento porque su energía lo usó para lo anterior. Cuando ya está más cerca le sale otro caso y después otro y otro pero, cómo usted es bueno para ayudar, simplemente lo hace.

Con eso no se ha dado cuenta que su trayecto ha cambiado en algo pero no le da importancia, ya que usted piensa que lo tiene todo bien calculado entonces sigue en su proyecto que en la distancia lo ve un poco lejos. Por circunstancias de la vida en la cual usted no tiene el control necesario, se da cuenta que aunque ve el punto de llegada no ve ya el camino, por lo tanto se la pasa buscando por dónde seguir.

El tiempo ha pasado sin misericordia y no ha llegado al punto que quería, entonces se pregunta ¿En qué momento perdí el camino? Claro que por el momento no es tanto pero cuando quiere retomar el camino no sabe en dónde justamente fue que se desvió, ahí es cuando usted empieza a pensar y posiblemente muchos se alteren.

Ahora ¿Ya saben por qué las señales? Pues es justamente para situaciones inciertas en la vida, ya que al perder el camino simplemente regresan por dónde caminaron y pueden llegar al punto en el que se desvió de ruta, de esa f0rma poder saber en dónde está la falla por la cual hizo que usted esté en dónde está ahora.

Ustedes dirán ¿Es posible esto? Pues claro que si porque si con un estudio de línea de tiempo, se puede saber en qué momento se cruzó el trauma de una persona, ahora ¿Por qué no se puede hacer algo parecido sólo que esta vez se estudia su camino personal? De esa manera, tratar de corregir su camino para que usted sepa cómo retomarlo y de esa forma pueda llegar a su meta, con esto usted no tendrá que pagar consecuencias de situaciones inciertas en la vida.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *