Su pareja no le pertenece

El peor error que puede cometer una persona cuando se une a otra es creer que es de su propiedad. Su pareja no le pertenece aún usted tenga un recibo (acta de matrimonio) que diga que sí o se entiende que es así. En esto no tiene nada que ver que la pareja sea heterosexual porque las parejas homosexuales o lésbicas tienen sus propios sentidos y emociones como cualquier persona.

Cuando recién empiezan a vivir una vida de pareja, todo es lo más lindo y nada en el mundo les va a decir lo contrario pero eso es en las primeras semanas, porque todavía no han salido del trance de la emoción de estar juntos sin que nadie lo pueda impedir. Pasan las semanas de prueba y de pronto las cosas empiezan a tornarse de una forma cómo que no cuadra a lo que ellos han estado acostumbrados a vivir.

Su parejaEsto sucede dentro de los primeros cuatro meses pero más afecta a la persona que ha estado acostumbrado a tener libertad a toda hora, generalmente no sucede con frecuencia en la mujer pero sí en el hombre. Hay un dato muy importante en lo que se refiere a la convivencia, si usted cometió el error de dar clara señal de rutina en su diario vivir y su pareja está al tanto de todo, pues es preferible que lo siga haciendo.

Si uno de los dos empieza a cambiar esa rutina es claro de entender que se le va a originar un problema, ¿Por qué sería un problema? Pues es suficiente que la persona que que se queda en casa y sea inestable emocionalmente, se va a poner alerta por el simple hecho de que usted,  el que sale o llega tarde a roto la imagen mental que su pareja tenía de su entorno.

El problema se origina porque la persona que llegó a formar la unión sea el hombre o la mujer, lo hizo con la convicción de que entró en un estado de protección aunque no lo quieran admitir, por lo tanto cuando de pronto el entorno que la persona ha creado para su protección se empieza a caer por algo que vio o escuchó, entra en desesperación y lo único que hace es proteger lo que cree que le pertenece para seguir siendo protegida.

En realidad su pareja no le pertenece aunque usted cree que es así por los síntomas que siente. Nadie se siente bien en un ambiente de incertidumbre por eso es que la persona actúa empujada por el miedo a reclamar, incluso llegan hasta la agresión por la desesperación de que no quieren quedarse desamparadas-os.

Cuando las dos personas trabajan la acción es diferente aunque si puede haber algo de celos por que nadie quiere perder algo que piensa que es suyo, Por lo general siempre el que gana más dinero, es el que tiende a tomar decisiones aunque las haga al disimulo. Cuando un hombre es agresivo con su pareja es porque sabe que le tiene miedo, ahora, ¿Qué pasa cuando su pareja se va cansada de malos tratos? La verdad, el mundo se le cae encima.

El hombre se desespera y busca a “Su mujer” y no descansa hasta que la encuentra y es capaz de llegar en sana paz aunque no es lo que el quiere, al menos si sabe que hay alguien que la apoye porque si por el fuera se la lleva a empujones. Una vez hablado y la ha convencido de que regrese y todo está bien en los primeros días pero, él no se ha olvidado la ofensa de que “Su mujer” lo abandonó. El punto central es que la persona piensa que es de su propiedad.

Por tal no tolera que se alce de esa forma pero en el fondo la persona tiene miedo de no tenerla, porque sabe que es difícil que encuentre una mujer sin personalidad y que sea fácil de dominarla, por esa razón la somete siempre sin darle tregua por la absoluta convicción de que le pertenece. Nadie es propiedad de nadie con esto digo que simplemente no existe.

Si usted piensa que al unirse con su pareja, automáticamente adquirió la potestad de ella o él, pues se ha equivocado porque lo que nos enseñaron las autoridades divinas no tenían razón de ser al poner a una mujer en un escalafón bien bajo, sin derechos inclusive en tiempos atrás sin virtudes (sería bueno que lean la Mishna) incluso a veces los papeles se cambian y el daño es igual.

Si usted se une a una pareja debe hacerlo porque está convencida-o de que es la mejor decisión de su vida, dejando de lado los temores porque su pareja no es un portal de protección, su pareja es su amante, compañero-a, amiga-o en quién debe confiar y si tiene miedo de algo dígalo no se calle porque al callar usted está abriendo una cuenta en el banco de la duda, por tal los intereses que adquiere por tal es de puro miedo a la soledad. Recuerde que su pareja no le pertenece.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *