Terapia intensiva es mortal

Posiblemente muchos habrán escuchado lo que es terapia intensiva y dónde se la práctica y sí, no están equivocados puesto que me refiero a la terapia intensiva que dan en los hospitales o clínicas. Con esto me pregunto, ¿Cuántos de ustedes han tenido que pasar por la experiencia de tener a un familiar en dicha sección de dichos centros de salud? Pienso que muchos.

En buena hora que en mi caso nunca he tenido que pasar por eso pero un amigo sí, en lo personal, ir a un centro hospitalario es algo deprimente, pienso que tal vez por la triste experiencia de haber pasado en dicha sección, cuando apenas tenía 5 años de edad. El mismo hecho de tener a una persona que está prácticamente encerrada, con oxigeno y peor si tiene instalados una serie de sondas por todos lados, ya da un estado de angustia.

Terapia intensivaEn sí no es algo que se le puede desear ni al peor enemigo y peor se espera que alguien de la familia pase por eso. El punto en esto es que lo que todos llaman terapia intensiva la cual, es la etiqueta para catalogar al paciente de que está con un pie ya en la tumba, junto con la desesperación de los familiares que tienen que pagar porque es bien caro la atención, en dicho departamento de atención médica.

En la realidad no sé que tan rentable sea para un hospital que aunque sea del gobierno, y por tal se supone que es barato pero igual, los Doctores envían a sus enfermeras a pedir medicinas por cartones, lo escribo así ya que hace muchos años un hermano pasó por un accidente, aunque nunca entró en terapia intensiva pero igual, los sueros pedían por cajas y se supone que un suero dura 12 horas, ¿Cuántos le pueden poner en un día? Ahora una caja tenía (No recuerdo bien) 12 o 24 sueros.

Esto era todos los días, gasas, cremas, inyecciones. Ahora a este amigo le pasó algo igual con el familiar que si entró en terapia intensiva, solo por muestra una caja de guantes de 100 unidades por día al menos esto no lo digo yo sí no este amigo que estaba asustado con los gastos y, le creo.

El caso en esto, ¿Qué tan bueno es la terapia intensiva o que tan malo es? Pienso que es muy bueno explicar basado en mis conocimientos, con las experiencias de las personas que han pasado por estos casos, desde luego que sin dejar de lado la muy buena intención de los especialistas, que hacen lo posible de acuerdo a lo que aprendieron en la Universidad.

Lo bueno de terapia intensiva

Lo bueno de la terapia intensiva es que siempre están a tu lado, en eso no hay que dudar aunque sea muy costoso pero, en esto no puede alguien  pensar en lo que le va a costar sí no en lo bien que puede serle útil. Es de suponer que en este departamento solo entran las personas que están especializadas.

En todo caso los cuidados son excelentes tanto que cruzan el límite de lo razonable, ¿Ahora a qué me refiero? Pues que por ser tan buenos se olvidan de que muchas personas tenemos la parte sentimental y emocional, que hacen que veamos lo bueno y malo de nuestro entorno, por lo tanto, somos susceptibles de sentir el aprecio y desprecio de los demás.

Lo malo de la terapia intensiva

Lo malo de tener la mala oportunidad de entrar en dicho departamento, es que se entra en una especie de confinamiento sin pena ni gloria, con atención de las personas que sin dudar de que saben lo que hacen pero, carecen de lo más elemental y eso es que no sienten lo que posiblemente el paciente esté sintiendo en esos momentos de confinamiento y soledad.

Es de imaginarse que el paciente está en posición de no petición puesto que ha pasado por un trauma físico después de una operación, por la cual en algunos casos muchos pacientes suelen sentir algo como abandono de parte de los familiares, ¿Las razones para que un paciente llegue a pensar en el abandono? Pues la cruda realidad es que no son visitados por las personas que más necesitan.

En esto no tienen nada que ver las personas que deben hacer la visita sí no que los especialistas prohíben que lo hagan. Puesto que esto fue lo que pasó con el familiar de mi amigo el cual me conversaba que el mismo médico les había dicho: “No hay nada más que hacer sí no esperar lo peor, puesto que la paciente no hace nada por reaccionar”, la pregunta es ¿Cómo el doctor sabía que la paciente no hace nada por reaccionar?

Esto es raro y a la vez contradictorio, si el doctor sabía eso entonces tenía por obligación saber lo que ella sentía para que no pueda hacer nada, que desde luego debía haber una razón para ello. El caso es que esa es una respuesta de una persona que no sabe que está pasando y por ello no dejaba entrar a nadie a que la visiten.

En el momento que me dijo de la prohibición pensé, ¿Por qué el doctor no deja que nadie entre, será acaso que se siente perdido y no sabe que hacer? Pero también pensé que era claro que una persona no reacciona después de un trauma físico es porque está perdida en sus adentros mentales y así fácilmente se muere, ¿Las razones? Pues que su mente se sumerge en la nada.

Cuando sucede esto generalmente está en coma o no tiene una razón para estar al frente de su vida, por lo tanto, abandona su cuerpo el cual se va desconectando lentamente o lo que llaman muerte natural, pienso que los médicos no lo saben pero si, entonces ya es cuestión de mediocridad por no dejar dar paso a otra manera de hacer que reaccione un enfermo.

Es lamentable que haya sucedido esto que en buena hora me conversaron del caso y pude dar mi punto sobre el asunto, dando una razón de por qué si deberían entrar pero no cualquier persona sí no alguien que ella, o sea la paciente, escuche cuando le hable porque en ese momento, ella estaba perdida en un mundo real para ella y que no le interesaba lo verdadero que es para los que están del otro lado de su mundo mental.

Tengo entendido que la esposa que es hermana de la paciente,  muy valientemente a pesar de que presentía lo peor y más que recién tenía ni diez días de haber enterrado a su madre, se enfrenta con quién se ponía enfrente hasta que consiguió que la dejen pasar logrando con eso, que ella pueda hablarle a su hermana pidiéndole que regrese y que aquí le están esperando su familia junto con su hijo de apenas diez años de edad.

Siempre le estuvo dando fuerzas para que encuentre el camino y de pronto abre los ojos, reaccionando así y en pocos días de lo que los médicos no daban un centavo, con unas cuantas palabras se hizo lo que nadie pensó. Ahora ya está en casa y recuperándose a una velocidad increíble. ¿Qué hubiera pasado si nadie logra entrar para decirles lo que la paciente quería escuchar?

Las pruebas de esto es que ahora que ya está tranquila, se le hizo la pregunta, ¿Qué sentías cuando estabas en cama después de la operación? La respuesta fue “Nada…no sentía nada es más no veía nada pero no me importaba…hasta que escuché la voz de mi hermana pero bien lejos que no sabía de dónde venía…la buscaba y a cada paso que daba le oía con más claridad, es decir su voz me guiaba hasta que empecé a recordar lo que era, mi familia, mi hijo…todo ahí fue cuando abrí los ojos y la vi que estaba a mi lado”.

Ese fue el relato que escuché de parte de la persona que tuvo a bien hacer lo que le dije que haga, por esto me siento bien. He investigado en la red y tengo entendido que nadie puede prohibir las visitas aunque son seleccionadas pero no pueden evitar que alguien entre a ver a su familia, el caso es que esto sucedió aquí en Guayaquil-Ecuador que en buena hora salió todo bien y en paz. Recuerden que la terapia intensiva es mortal solo si ustedes quieran que sea así.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


5 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *