Términos y condiciones

No hay duda que los términos y condiciones son un arte, ¿A qué me refiero? Pues que los términos y condiciones están hechos por expertos en tal forma que creo que nadie termina de leer todo,  es totalmente cansado y confuso pero si se detiene de vez en cuando, se dará cuenta que los que emiten dichos términos y condiciones se han esmerado en que usted no es nadie.

En tal medida el que se mete con dicha empresa debe saber que no tiene derecho a nada, es más, usted tiene la obligación de prestar su nombre y hasta su cara sí ellos lo requieren, sin previo aviso, al menos eso fue lo que entendí, en supuesto caso que le digan usted no puede negarse, porque corre el riesgo de que caiga en algún error grave estipulado en el punto ya señalado.

CondicionesSi eso llegara a pasar, usted pierde toda comisión que haya generado su trabajo durante el tiempo que no haya cobrado. En total no tiene opción a nada, sólo a trabajar para ellos pero sin ninguna responsabilidad de parte de la empresa, porque lo aclaran en uno de los puntos.  Muchas empresas de las llamadas “Afiliados” funcionan así.

El caso es que por curiosidad quise entrar en una de ellas y más por recomendación de un amigo, todo iba bien hasta que llegué a un punto que me señalan sobre leer los términos y condiciones, honestamente nunca los he leído al menos cuando he comprado algún programa o servicio y si ha salido mal, bueno que más se puede esperar si no sabes cómo reclamar.

Entonces me acordé que una vez hice unos términos y condiciones para una pequeña empresa de servicios de autoayuda, y todo lo hice en favor del paciente cliente, porque sabía que no había ningún riesgo de daño, para mi sorpresa la dueña del servicio negó todo porque me dijo que los términos y condiciones es exclusivamente para el que vende u ofrece los servicios y no para el que lo compra.

Por eso fue que me puse a leer y no avancé porque eran como 30 páginas pero mi curiosidad fue mayor, así que empecé y llegué hasta 10 y no más porque en todo decía lo que está anotado al comienzo de este post, claro que lo he resumido hasta la mínima expresión. No estoy en contra de términos y condiciones porque creo que hay que protegerse de cualquier cosa, pero al extremo de que el que le está sirviendo y no ser nada más que un pasa la mano, no lo veo bien. Para evitarse cualquier sorpresa lean bien los Términos y condiciones.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *