Tu caminar te delata

Aunque no te des cuenta tu caminar te delata, en buena hora que eso se puede cambiar. Las huellas digitales son únicas por lo tanto no existen en el mundo dos personas que tengan las mismas huellas. El caminar es igual con la diferencia de que si puede haber más de uno con la misma caminada, pero eso no quiere decir que sean iguales cómo persona.

La mente ejerce un total dominio sobre el cuerpo por intermedio del cerebro, en este caso si tú como dueño de tu mente, llegas a tener una experiencia (equivocación) que por lo tanto se transforma en trauma, que por ello llegas a sentir incomodidad de todo tipo aunque lo más característico es el miedo.

Tu caminarEs un poco difícil para algunos entender que todos los problemas emocionales se encierran en el miedo a la muerte, porque si no es así entonces ¿Por qué el miedo? Simplemente no tendría sentido. Ahora cuando la mente se da cuenta del temor le da un aviso y ese aviso es directo al cerebro que hace que lo exprese en unas pautas simples como es el caminar.

La mente es tan sabia que dichas pautas las utiliza no sólo en el miedo o temor, también las usa en su actitud común y corriente aunque no es del todo normal pero lo hace, ¿A qué me refiero? Pues a la actitud de ser vago, perezoso,  e inútil y todos se dan cuenta de cuando una persona es vaga sólo en el caminar, es como si tuviera un letrero “SOY VAGO”

Ahora en el caso de las pautas involuntarias ocasionadas por el miedo la cual es expresada por su caminar, es notorio ver cuando una persona camina con temor, es igual cuando lo hace cuando está deprimido el cual también es por miedo, al igual cuando está preocupado. ¿Acaso no te has dado cuenta cuando alguien camina hacia ti y te quiere decir algo?

Como dije la mente es tan sabia que cuando su estado de ánimo cambia, también lo hace su caminar y eso es totalmente automático. No hay una persona en el mundo que sea incongruente en su actitud, al menos en eso no porque es imposible que tú que estás con miedo le sonrías amablemente a una persona.

Hay una posibilidad de que alguien sonría a otra persona teniéndole coraje y no ser detectado, aunque  el coraje entra en el miedo pero no en el caminar. Si no cree medite sobre cuantas veces a conversado con alguien y en la conversa le confiesa o se da a notar que él le tiene coraje a alguien y sin embargo está tranquilo.

En cambio cuando tiene miedo sí se le nota en todo hasta en la forma de hablar. Cuando una persona es ágil de mente también lo es en su caminar, por eso tu caminar te delata en los cambios de actitud que tengas en tu diario vivir. De vez en cuando dedíquese a observar a las personas que caminan por fuera de su casa u oficina.

Se va a dar cuenta que todas tienen algo en común en especial las que ya es parte de su vida el caminar cómo lo hacen, o sea tienen tendencia a sufrir al extremo que su caminada le sale de automático. Ese es un problema que puede estar anclado a una experiencia de mucho tiempo por la cual llegó a convencerse, de que la vida es así y no hay que dar vuelta al asunto.

Cuando alguien está anclado es bien difícil que salga de ahí, empezando porque su mente se convence en un 80% de que lo que hace es lo acertado pero el 20% le dice que algo está mal, sólo es cuestión de hacerse las siguientes  dos preguntas ¿Por qué? Y ¿Para qué? Aunque puede haber una tercera pero yo no la conozco. Con esas preguntas tiene para meditar su actitud y se dará cuenta que necesita ayuda, por la sencilla razón de que tu caminar te delata.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *