Un círculo vicioso

Es lamentable pero siempre hay un círculo vicioso pero es deber de todos nosotros el no caer en él. Si nos ponemos a observar, el círculo vicioso cae en medios menos esperado y no es porque se crea de la nada, se crea sí pero es porque hay personas que se prestan para ello y una vez formado es bien difícil que se rompa dicho circulo vicioso.

Estos casos se ven en los negocios que cuando se hace evidente es claro síntoma que el negocio no progresa. Hace algunos años me dediqué a vender una mercadería que tenía muy buena salida, pero de un momento a otro llegué a un sector en el cual, todos eran comerciantes cancheros, de esos  que se la saben todas las artimañas hechas y por hacer.

Círculo viciosoEl negocio iba viento en popa, de pronto a uno de los comerciantes se empezó a retrasar en los pagos ya que el pacto era para pagar en treinta días, o sea, les cobraba toda la deuda en treinta pagos iguales y ese trato lo pusieron ellos mismos, en mi caso no le vi el problema y mano a la obra. Acepte ese tipo de pago  porque no había crédito para ese tipo de mercadería.

El  problema se me hizo fue cuando acepte que el primero se retrase y sin darme cuenta todos empezaron hacer lo mismo, Claro que en el momento no me di cuenta porque el modus operandi que utilizaron fue “El negocio a bajado pero mañana me pongo al día” y así todos funcionaban igual, aunque no hubiera pasado a mayores si freno a tiempo.

Como acepté que se me atrasen y pensando en que hacía bien acepté también a entregarles más mercadería pero descontándoles el saldo de lo que debían atraso y así continuaban mes tras mes. Nunca pensé que había caído en un círculo vicioso, cómo después de seis meses del mismo sistema yo pensaba que había ganado mucho dinero.

Hice un balance de medio año de producción y me enteré que no había ganado mayor cosa, aunque en papeles decía lo contrario, entonces con esos resultados empecé a calcular por qué no tenía el dinero que según mis cuentas debía de tenerlo, ahí fue que me di cuenta de cómo funciona el círculo vicioso del cambio de dinero con la mercadería.

Resulta que si usted le entrega por decir 100 kilos de carne y tienen que pagar 500 dólares, la misma deuda la cobra 16,66 por día pero ellos pagaban sólo 15 entre que pagaban un día y otro no, al llegar al fin de mes ellos decían no importa deme el equivalente de 500 y me descuenta lo que debo, claro que en teoría es cierto y todos contentos.

Pero en la realidad no es así ¿Por qué no es así y donde está el truco? Pues que cada treinta días ellos tenían 250 dólares para trabajar sin pagar un sólo centavo, porque lo que pagaban era los 250 atrasado y no lo que en realidad debían, porque siempre se atrasaban 15 días ¿Si expliqué bien? Claro que en mis cuentas figuraba todo lo que supuestamente pagaban.

Por eso es que en seis meses y tal vez un poco más ellos tenían dinero y yo cada vez más para abajo. El círculo vicioso es tan engañoso que si se anda despistado uno termina quebrando, inclusive aun dándome cuenta de lo que pasaba decía “Eso es imposible, si tengo aquí apuntado todo” hasta que me vi en apuros.

Con incredulidad hice una prueba la cual consistía en cobrarles todo aunque se demoren un poco más y eso sin cobrarles interés por mora, ¿Y qué creen? Pues empecé a recuperar liquidez y por tanto empecé a crecer y como espuma. Desde ahí cambié mi estrategia de trabajo y crecí tanto que llegué a no tener miedo a nada, bien seguro de saber que no iba a caer más en un círculo vicioso.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *