Un poco de tiempo a su vida

Son pocas las personas que dedican un poco de tiempo a su propia vida, a su sentir, a descansar su mente. Sé que el tiempo no pide misericordia y cuando se va ya no regresa.

Esto aunque muchos digan “Aún hay tiempo” en cierto modo es verdad pero, lo que es cierto es que el tiempo que viene es otro por lo tanto, el tiempo que estuvo ya no está.

Tiempo a su vidaAl menos no le veo factible decir que “Aún hay tiempo” en todo caso, hay que darse cuenta que el tiempo es un punto primordial pero, no como referencia de estar controlado al extremo de aturdirse.

Esto incluso ponerse nervioso, para luego desencadenar un estrés que más temprano que tarde le proporciona algún tipo de enfermedad. El punto que toco es aquel que todas las personas en el caso de hombres, mujeres y últimamente hasta la juventud.

Se toma tan a pecho el tiempo que lo dedican a todo y por todo menos a sí mismo. Hagan cuenta desde que se levantan en las mañanas y sigan el tiempo que ocupan y en que lo hacen. No digo que está mal, pero tampoco que esté bien.

Lo que digo es que aparte de tener que ocupar su tiempo en algo productivo, lo que resta de aquel lo dedican a cualquier cosa menos a su mente. Admito que no es fácil porque nos enseñaron  a que hay que trabajar para vivir.

En esto estoy de acuerdo, pero casi todos vivimos para trabajar. Hay mucha gente que ha cambiado la vida sólo con tomarse un tiempo para dedicarle a su misma vida. ¿Creen que yo no estoy en el grupo? Pues claro que sí.

Cada día estoy pensando en que momento  dedico un tiempo para pensar en cómo me siento, pero siempre algo se cruza en el camino, ¿Puede ser que yo mismo saboteo mi tiempo? Es muy probable.

Casi estoy seguro que sí, y estoy muy seguro que a más de la mitad de las personas les pasa lo mismo, otros ni siquiera se han enterado y los pocos afortunados lo hacen porque tienen el tiempo de sobra, en pocas palabras lo hacen de inconsciente.

Ahora, ¿Por qué es tan difícil encontrar tiempo para uno? Siempre está primero otros y uno ni se acuerda que existe. Soy testigo del cambio de una persona pero cuando le pregunté que hizo, me contestó “¿Yo… qué cosa?” Es decir que él no se dio cuenta.

Pienso que de nada en especial del cambio, simplemente lo acepto como vino. Cuando le expliqué a qué me refería, él me dijo “Ah… pero lo único que he cambiado es que en las noches empecé a dibujar y cantaba para mí”.

Pues resulta que eso mismo es lo que es dedicarle  un poco de tiempo a su propia vida, hizo lo que siempre quiso hacer pero no lo hacía porque el tiempo no le daba, hasta que cansado de lo que pasaba a su alrededor, se aisló del mundo aunque sea por unos cuantos minutos, pero fue suficiente para que su entorno cambiara, parece fácil pero todo es cuestión de darse un poco de tiempo a su propia vida.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *