Una cara feliz

Es fantástico cuando uno ve una cara feliz y en especial si esa misma cara estaba marcada con rasgos de maltrato emocional ocasionado por cómplices de una mala educación y maldad, quien sabe si ellos aprendieron en sus padres o simplemente fue una travesura, pero lo que sí es claro es que fue aprendido porque nadie nace con el cerebro armado para la maldad.

Los culpables en este caso sería inútil buscarlos pero, si queda sentado que aquellos malvados en el pasar de los años, y en el momento que tengan sus hijos van a estar pendientes de alguien como ellos ¿Fueron? O quizás  todavía son así, no vayan a querer atentar contra la inocencia de sus frutos de vida.

Cara felizTodos esos contratiempos que uno pasa en la vida y que aunque uno diga ¿Por qué tuve que ser yo el que sufra esto? siempre hay algo de culpa y no cuando paso cualquier problema o trauma, sino cuando uno no le toma atención a cómo está sucediendo, el proceso es sistemático y muchos por creer que todo lo pueden no piden ayuda, algunos hasta lo ven caro.

Es gratificante el ver el cambio en una persona que estaba a punto de tomar una decisión fatalmente trágica. La sonrisa espontanea no tiene precio ni la mirada pacífica tampoco y por eso vale la pena buscar la forma de cómo salir del problema mental que lo tiene tullido en su interior, sonría.

Ahora, ¿Cuántas caras felices ve usted en la calle? ¿Acaso en su casa todos están felices? Si fuera así no hubiera tanto conflicto en el mundo porque, la tranquilidad viene desde su casa o de su mente, que en cierto modo viene a ser el punto central de todo. si usted tiene una cara feliz no habrá en el mundo que pueda quererle dañar su día.

Eso es porque todo se mueve por frecuencias y si usted irradia frecuencias de paz o felicidad, ¿Dónde mierda va a entrar la maldad? No tendría la forma es más se alejaría porque todo igual atrae a su igual y si usted no es malo, lo malo no tiene por qué entrar en su medio, es imposible.

Sólo es cuestión de observar, mire a la gente que le rodea, escuche con atención cómo hablan y qué tono emplean y para complementar observe cómo se mueven cuando hablan, en la mayor parte se va  a dar cuenta que la comunicación no es congruente y que en medio de todo, hay tensión, frustración, envidia, coraje, celos y quien sabe que yerbitas más.

Entonces díganme, ¿Vale la pena vivir así? Todo fruncido, amargado y haciéndose la pregunta ¿Por qué yo? Al menos no lo creo porque estoy de acuerdo que el mundo nos depara sorpresas pero, prefiero estar preparado antes que estar dormido y que la maldad aprovechándose de la complicidad de la oscuridad de la ignorancia me caiga y me sorprenda, haciéndome presa de su mundo. Es gratificante ver paz y tranquilidad en una cara feliz.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


5 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *