Ya No Quiero Ser Alcohólica

Ya no quiero ser alcohólica me decía una chica entrada en sus 30 años, con un aspecto como de 50. El alcoholismo es una de las adicciones permitidas por ley, pero esto no quiere decir que todos podemos ser alcohólicos, no señores-as y señoritas. Cuando alguien te dice algo como esto:

“Soy alcohólica y necesito de tu ayuda, la verdad es que en este momento no sé como comenzar, porque es muy difícil para mí aceptar que soy alcohólica. No sé como hacer para dejarlo y vivir una vida normal, siempre que dejo a los pocos días vuelvo a tomar. Necesito de tu ayuda”.

No quiero beberPara empezar y espero que todos tomen consciencia de hasta dónde se puede llegar, al menos cuando alguien no piensa, entiende y comprende lo que está pasando en la vida de ellos. Nadie puede decir que sabe lo que hace, ya que en ese mismo instante no tiene idea de lo que ha dicho.

Desde luego que si eres una persona que tienes preparación y no me refiero, a la que se recibe en universidades ni nada parecido, ya que para aprender lo puedes hacer por tu cuenta y lo haces mejor, ¿Por qué? Pues por lo más simple, nadie te empuja solo tienes un deseo sano de aprender.

La preparación viene en todo lo que te enseña a ser cada día de tu vida, mejor en todo. Esto te da para que puedas saber en qué momento, algo se cruza en tu camino que no está bien y por ello, te ponga en el dilema de “No sé qué hacer” por esto como todo cobarde recurres a lo más fácil.

Esto es esconderte, ¿De qué manera? Pues en el alcohol. No voy a ser inconsecuente con este tipo de mal, ya que hubo tiempos en que no sabía nada de procesos emocionales, me dediqué a beber casi todos los días durante mucho tiempo, sé lo que se siente estar metido es ese vicio.

Todo porque no entendía lo que me estaba pasando, este proceso se da en todos los que están en ese vicio, ahora, claro que hay ciertas diferencias pero eso es en la forma en la que entras, no en lo que hace que sigas, el proceso es igual en todos y lo sé porque soy un profesional experto en miedos, ansiedad y adicciones.

Cuando alguien dice que no sabe cómo dejar el vicio del alcoholismo, da una clara señal de lo que tiene en mente, esto es que lo único que tiene es el alcohol pero lo que no saben, es que detrás de esta imagen hay otras que son el detonante para que lo busquen como paliativo emocional.

¿Cómo identificar lo que detona?

Esto es de lo más simple, ¿Qué es lo que se te viene a tu mente en el momento en que piensas en algo que te molesta? Desde luego que se te viene tu problema emocional pero, después de esto lo que te sobresale es la bebida, esta no necesariamente debe ser una botella de licor aunque suele pasar.

Puede ser que se venga una imagen de momentos en que pasaste muy bien en alguna diversión, esto se da porque tu mente busca alguna sensación de emoción, como respuesta a lo que sientes en ese momento, el resultado de lo uno con lo otro es que bebes. Desde luego que no debes olvidar a los “Amigos”.

Recuerda que una persona tiene una frecuencia mental igual, como si fueras una emisora de señal de ondas, esta frecuencia solo la tiene alguien que está en las mismas circunstancias que tú, por esto es que se te hace bien difícil salir en dónde estás metida. Lo único que encuentras con ellos-as es la misma dosis de dolor sin solución, ¿Por qué? Si la tuvieran no van a estar bebiendo.

Lo digo por experiencia personal, estuve así y no salía por eso, lamentablemente las experiencias siempre son negativas, lo único que se aprende es a sufrir y cada vez se encuentra una forma diferente. Con esto la pregunta, ¿Quieres salir del alcohol?.

¿Cual es el camino para salir del alcohol?

Como ya sabes todo tiene un inicio y eso desde luego que tú lo iniciaste, por esto, lo primero que debes hacer es reconocer que tienes el problema y por lo cual deseas salir de ahí, de ahí viene que debes buscar que clase de imágenes te viene a la mente en el momento en que te encaminas a beber.

Como el caso de la chica del mensaje que está al comienzo de este artículo, ella hace lo posible hasta se aleja por unos días, pero esto no es suficiente y está bien claro que no, por lo tanto, debes entender que nadie se mueve sin que tenga un programa mental para hacerlo.

Por esto es que tú caminas, es decir, lo haces porque ya es una actitud que no necesitas pensar si lo haces o no, lo mismo pasa con el alcoholismo ya que debes tener un programa mental que te hace dar el paso para beber, bien, esto es lo que debes investigar.

Cualquier cosa, ¿Que piensas en el momento en que te pones triste, deprimida, preocupada o lo que sea para que te sientas mal? Esto genera unas imágenes mentales, hay momentos en que no son simples imágenes porque son como vídeo y eso es peor porque lo vives en el momento en que lo piensas.

Eso es lo que hace que bebas, por esto si es que tienes los medios para ir con un programador neuro-lingüístico es más rápido, debe haber alguien en tu zona en la que vives. Al quitar todo eso y se cambia con algo agradable, adiós a la bebida. Así me la quité pero esto fue hace más de 20 años, con esto ya no necesitas decir, “Ya no quiero ser alcohólica”.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *