Yo te ofrezco busca quien te de

Hace muchos años escuchaba esta frase “Yo te ofrezco busca quién te de” pero, en esos momentos no entendía por qué lo decían en especial las personas adultas. En esos tiempos era un niño que lo único que me preocupaba era como hacer las cosas y que me funcione, aunque la explicación vino después pero igual hacía mis intentos.

Cuando un adulto se refería a otra persona con la frase mencionada por lo general era como un reclamo por algo que no había hecho o que debía hacer, al menos era dirigido hacía los hijos, no me acuerdo si caí en algún momento en alguna falta parecida como para hacerme acreedor de dicha letanía, al menos así lo veía.

OfrezcoEl tiempo ha pasado y cuando llegas a conocer algo de la vida junto a su gente, te llegas a dar cuenta de las cosas que pasaban a tu alrededor cuando tú eras un niño, incluso de por qué los mayores decían o hacían en esos momentos. Que tanta razón tenían ellos al hacer algunos que otros reclamos, de por qué no cumplieron con lo que ofrecieron.

En estos momentos es muy molestoso el que alguien se ofrezca para algún servicio y no lo haga, aunque parezca extraño pero esto más sucede en grupos de familia o conocidos con mucho acercamiento, sin llegar a una amistad verdadera, ¿Por qué sucede sólo en estos grupos? Pues porque sólo en ellos no hay riesgos de que se rompa algo muy importante.

Usted no puede despedir a su hijo cuando no ha hecho algo que ofreció hacer, como también,  usted como hijo no puede despedir a su padre de la casa por el hecho de que le ofreció comprarle algo y no cumplió. Lo mismo sucede cuando en el grupo de personas que se conocen mucho pero sin llegar a la verdadera amistad, no puede haber rechazo o despido ya que no les va  a importar.

Generalmente la frase yo te ofrezco busca quién te de surge cuando se origina el reclamo de la persona, que ha confiado en que algo llegará que en este caso puede ser cualquier cosa, ya que el resultado es el mismo. ¿Han conocido alguna vez alguien que se ha ofrecido hacer o dar algo? Yo si, por si acaso no es de mi grupo familiar.

El tiempo me ha hecho meditar y ver las cosas desde otro punto, porque si me pasaba hace más de veinte años, si me dañaba hasta las entrañas pero ahora no porque he aprendido a conocer, o por lo menos trato de conocer a las personas con quien trato y por ende me da para accionar de una forma más paciente.

Es muy posible que la persona que ofrece algo o se compromete en participar con algo, lo hace porque en ese momento fue lo mejor que pudo hacer pero, las imágenes mentales que hacen que sean una orden para él, no fue lo suficiente grande, clara, colorida y con mucho brillo ya que lo que siguió después, es decir, otro compromiso en el cual todo fue de mejor en calidad por lo tanto, se impone a la anterior que en este caso el resultado es totalmente diferente.

Ahora, ¿En qué sentido es diferente? Pues que lo que quedó en prenda como ofrecimiento en momentos anteriores se quedó olvidado, sin oportunidad de que algún día será. Cuando una persona actúa así por lo general es por miedo ya sea a la autoridad, como también puede ser por sentirse comprometido-a y para quedar bien, lo dice sin pensar que no lo va a cumplir.

Esto no pasa cuando el ofrecimiento va para algún jefe, o personalidad en especial ya que el riesgo de pérdida es grande para el que ofrece, con algún tipo de sanción. Cuando escuche algún ofrecimiento de parte de alguien, piense en qué posición está usted y se dará cuenta si el ofrecimiento se cumplirá, por lo tanto trate de no ubicarse en “Yo te ofrezco busca quien te de”.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *