Cómo defenderse con ho oponopono de vampiros energéticos

Cuando una persona está convulsionada emocionalmente, en su interior mental está como encerrada, ofuscada incluso, se puede decir que está intoxicada con su misma energía, que ya está contaminada, el cual al no poder reciclar, cambiar o expulsar lo que está encerrado en su interior, hace que la persona se sienta de lo peor. Muchos ni se enteran lo que les pasa, pero si saben que en cualquier momento, se sentirán mejor.

Hay personas que por ser buena gente, ayudan al que pueden y para esto, al no tener la ventaja de cargarse de energía, entregan la que tienen en su labor de ayuda. Esto hace que la persona se sienta caída, sin ánimo pero satisfecha con su labor hecha. Ahora, inconscientemente, saben que necesitan estar con alguien, para conversar, porque están seguras que eso les ayuda.

Desde luego que ignoran, que es por la energía que está agotada en su interior personal, tampoco saben que al estar junto a una persona, su estado de ánimo mejora en todo sentido, que en gran medida es porque absorbió la energía, de la otra persona, solo con conversar.

Cómo defenderse
Cómo defenderse con ho oponopono de vampiros energéticos

¿Cómo entender su proceso?

Esto tiene una lógica, puesto que al ser un emisor de ondas, la otra persona es la receptora. Esto sucede cuando la una es más fuerte que la otra, que no quiere decir que sea en fuerza física. Esto puede pasar con mujeres muy pequeñas, que absorben la energía del hombre, que hace vida con ella, aun él sea de mayor estatura y peso. Ahora, a esto es lo que se llama ser vampiro de energía.

Muchos tal vez se sorprenderán de este título, pero es una verdad. Los vampiros existen pero no cómo se imagina, al menos no de los que dicen que chupan la sangre, pero sí, de los que chupan la energía del incauto, que cayó en su red. Toda persona irradia o recibe energía, igual que una radio, que utiliza sus ondas para que se cumpla su cometido.

Si alguien no se ha dado cuenta, que hay personas que les gusta conversar, solo lo malo que les pasa, pero no es que lo hacen en forma de drama, lo hacen como si fuera una conversación normal, igual como si hablaran de pico, palos o canteras, o sea, que es algo normal para ellos, solo que aquel que escucha o atiende, no tiene idea de lo que está pasando.

Ejemplo del proceso

Para que entiendan bien cómo es que funciona, les explico con un ejemplo personal. Hace muchos años, tenía un negocio tan rentable, que terminé quebrando, ese es otro tema de cómo se puede quebrar, sin hacer esfuerzos, que tiene mucho que ver con memorias no borradas, de mi pasado. En ese tiempo, no sabía que existía ho oponopono.

El punto es que en esos tiempos, tenía un estudio que realicé sobre las religiones, por el cual, en un sector en el cual trabajaba, había una señora que cada vez que pasaba por ahí, siempre me llamaba para contarme lo del día, que desde luego que no era bueno, porque su marido le maltrataba de todas las formas, hasta tenía que ella darle de comer y bien, de paso borracho.

El caso es que sabiendo que eso no está bien, a menos que me pague por atención, la atendía en sus comentarios, como si fuera de otra persona que hablaba, ahora, al comienzo no me di cuenta de lo que hacía, aunque presumo que ella tampoco lo sabía, pero sí sabía, que cada vez que conversaba conmigo, ella se iba contenta a soportar, otro día más de sufrimientos.

Debo aclarar que cada vez que salía de ahí, me sentía raro incluso, una vez salí de ahí todo mareado, pero lo raro era que no me sucedía en el momento, que estaba en la conversa, porque eso venía después, cuando ya estaba a distancia de un piedra lanzada. Nunca le presté atención por pensar que era por hambre o cansancio físico.

Esto no fue notorio para mí, si no, hasta después de unas semanas, que empecé a tomar atención, de cuándo me daba ese pequeño malestar. Cierto día, ya no era solo una señora, había dos, después se hicieron tres y luego cuatro. Cada vez era peor, me iba de ese lugar todo medio mareado sin saber lo que era, pero sabía que era de ahí que salía así.

Otro ejemplo de vampiro energético

Esto fue hasta que un día, atendí a un señor, con un problema muy serio de estima personal, luego de esta atención, caí enfermo tres días, pero lo raro era, que no tenía ninguna enfermedad física, lo mío era de energía, era como si mis baterías se agotaban, entonces entendí, que lo mismo me pasaba cuando pasaba por ese lugar, donde estaban las señoras, que cada una me conversaba sus vidas y casos del día.

Desde luego que esto era que a mí me robaban mis energías. Se debe tener bien en cuenta, que no es lo mismo cuando te roban la energía, que te den la de ellas, porque cuando se roban, tu caes sin fuerzas, estás cansada, pero cuando te dan a cambio de la tuya, el sentir es igual cuando estás mareado, que en alguno casos, hay hasta nauseas. En todo caso, las dos son parecidas y el fin es perder.

Cuando me puse a investigar sobre el tema, encontré que esto es lo que pasa, cuando alguien se topa con vampiros energéticos, que son personas que absorben la energía de los demás, solo conversando o quejándose de lo que le pasa, esto depende de la persona que ejecuta esta estrategia, porque muchos saben lo que hacen y esos, son los más peligrosos.

Ahora, también hay los que lo hacen sin saber que lo hacen, pero si saben que pasa algo que les hace sentir bien, que en estos casos, solo es por inconsciente pero de igual, no por eso no deja de ser malo, para alguien que quiere estar bien, cuando ayuda a los demás. Tomen en cuenta que escuchar no es fácil, porque escuchar es un arte y muy pocos lo hacen, como en mi caso.

Los vampiros energéticos

Ahora, la forma en que te roban la energía vital, que no es lo mismo que la física, es cuando vienen con un chisme, cuento, mentiras, tragedias que te las pasan como si fuera algo increíble, rumores de los demás e incluso cuando lloran es peor. Ellos solo necesitan que tu escuches y lo mires, ahora cuando te tocan, es malo porque así hacen contacto pleno, pero esto pasa solo cuando la persona que hace de víctima, es auditivo igual que el vampiro.

Estos ladrones de energía o vampiros energéticos, siempre están en búsqueda de víctimas y la forma, en que te des cuenta, es que de un momento a otro, alguien que no se juntaba a ti, ya lo está y siempre es cuando está en problemas. Ahora en estos casos, es mejor abrirse de esa amistad, pero con tino, para que no se sienta desplazado, que eso puede generar maldiciones de su parte, pero si llega a pasar, solo denle bendiciones.

Ahora, ¿Por qué pasa esto? Desde luego que esto puede ser, por memorias que se tiene, por parte de un karma que se adquiere, por causas del pasado, por eso es bueno limpiar con ho oponopono, cuando ya sepas o estés seguro, que te roban tu energía, solo dí esta frase poderosa: “Lo siento, perdóname por lo que está en mí, que hace atraer a personas que roban mi energía, que sé que soy responsable, ya sea por mí o por mis ancestros, gracias te amo”.

En el caso que seas una persona visual, lo puedes simplificar de esta forma: ” Lo siento, perdóname por lo que está en mí, que atraigo a personas que me roban o me cambian mi energía, te amo, gracias”. Recuerden que no todo es para todos, porque cada persona es única, que es incopiable porque como es buena, también puede ser mala, más aún, puede tener encantos que hechizan pero, también te pueden hechizar, en sentido figurado.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


por

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.