Ho oponopono Los beneficios de no enseñar

Es una pena pero existe en Ho’ oponopono los beneficios de no enseñar, con esto quiero aclarar que no solo se lo aplica en esto, porque sucede lo mismo en metafísica, Reiki y cualquier tipo de enseñanza que alguien quiera hacer, hacia una persona que no está lista para aprender. los efectos contrarios son nefastos.

Al menos puedo dar fe de esto con testimonios verídicos, en primera mano sin dejar de lado, que no me daba cuenta por qué las cosas salían mal, cuando todo iba muy bien. Esto tiene una explicación ya que desde el comienzo, cuando empecé aprender, fue mi decisión y para nada era que alguien me quiso lavar el cerebro.

Desde luego que no soy apegado fríamente o ciego a lo que he aprendido, la misma forma que tengo de explicar, sin ningún tipo de aparente santidad, me da para ser más práctico en lo que hago y enseño, que desde luego aquí entra el que quiere aprender, nadie obliga ya que de eso se trata, como en mi caso, uno entra sin saber por qué pero lo hace.

Si funciona ho oponopono
Ho oponopono Los beneficios de no enseñar

Al comienzo no sabía por qué caminaba por una calle, en la cual nunca lo había hecho y sin pensar entré en una librería, al menos siempre me ha gustado los libros pero en ese día, ni siquiera tenía idea de lo que hacía en ese lugar, hasta que vi un libro de Conny Méndez, no la conocía ni tenía idea lo que hacía.

Unos meses antes de ese día grandioso de cuando compré, mi primer libro de metafísica, estaba pasando por un estado emocional muy alterado, trabajaba con mucho dinero todos los días, hasta que me asaltaron y casi me matan. Con ese temor buscaba en mi mente qué hacer para evitar, que me vuelvan a robar.

Aquí parte unas sabias palabras del Doctor Ihaleakala Hew Len Hew Len, que dice que todo es culpa de uno mismo, hasta cuando uno quiere enseñar a otra persona, siempre es por algo que está dentro de uno. Esto indica que si me robaron, fue porque yo mismo lo provoqué, por tal,el problema estaba dentro no fuera de mi entorno.

La metafísica me sirvió por muchos años pero olvidé la máxima que dice: “Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro”. Fatal error, quise cambiar el mundo de muchas personas y eso fue fatal, ya que poco a poco fui perdiendo poder. Con el tiempo, conocí Ho’ oponopono igual de grandioso pero, uno como que no entiende y siempre da el paso de querer enseñar a quien no quiere.

Cuando no se quiere ver

Al comienzo no entendía por qué las personas no abren los ojos, cuando alguien le ofrece una salida armoniosa a un problema, o estado de vida tormentosa. Desde luego que uno cree que lo hace por el bien de ellos, pero la verdad, me doy cuenta que no, es algo que está en nosotros que quiere sacar de sí, desesperado por demostrar lo que solo es para uno.

Esto me causó algunos problemas, la vida empieza a complicarse y lo primero que hace, es tirar la basura para todos lados menos hacia uno mismo. Una vez que empecé a darme cuenta que las personas, cuando quieren algo, simplemente lo toman, prestan o piden pero solo cuando lo quieren, esa parte no entendía y me resentía con los demás, que no quieren escuchar lo que para mí y solo para mí es lo mejor.

Querer enseñar a otras personas sobre lo grandioso que es Ho oponopono, es pisar sobre arenas movedizas, ya que al igual que otras formas o filosofías de vida, nunca se lo debe hacer porque el día que ellos quieran, pasará igual como fue conmigo, caminé, busqué y encontré lo que quería, nadie me obligó, por eso uno aprende rápido y sin problemas.

Ahora, ¿Entiende por qué hay en Ho’ oponopono los beneficios de no enseñar? Porque si lo hace, lo único que obtendrá en vez de querer cambiar el mundo de alguien, es cambiar tu mismo mundo, algo que no quieres puesto que lo tienes bien, pero, ese es el resultado que tu mundo termina hecho pedazos, porque recibes con fuerza en rebote su negatividad, necedad, ira y hasta la burla y eso es nefasto, ¿Quieren probar?

por eso piense setenta veces siete, antes de querer enseñar algo a alguien, que ni siquiera le ha preguntado. Ho’ oponopono, solo es para los elegidos por esa fuerza invisible que se llama divinidad, yo no sé si es Dios o el universo, solo sé que funciona siempre y cuando tú lo decidas. Bendiciones, los amo y mucho cariño para todos.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


por

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.