Hooponopono palabras gatillos y frase poderosa

Solo para inteligentes ¡Califica!

Hooponopono palabras gatillos y frase poderosa. Para algunas personas, la distinción entre las palabras ‘gatillos’ y la frase poderosa de Ho’oponopono puede generar cierta confusión, sumiéndolas en una especie de ensoñación.

Este estado onírico se manifiesta cuando se percatan de que la práctica habitual ya no ofrece ayuda en situaciones que poseen un grado de gravedad más elevado. Es en ese momento que abren los ojos y comienzan a cuestionarse sobre lo que está ocurriendo. Surge entonces la pregunta: ¿Por qué Ho’oponopono no está funcionando?

En muchas ocasiones, la creencia errónea de que la práctica debe llevarse a cabo todo el tiempo y consiste, en una repetición constante como un loro, puede ser la causa de este desconcierto.Hooponopono palabras gatillos y frase poderosa

Hooponopono palabras gatillos y frase poderosa

Es esencial recordar que esta percepción errónea puede originarse a partir de comentarios o información obtenida en otros vídeos. La práctica de Ho’oponopono incluye una frase poderosa que se utiliza únicamente en momentos cruciales, como explicaré más adelante.

En un comentario específico, alguien plantea la siguiente duda: ‘Hola. Una pregunta. ¿Por qué dice que no sirve repetir la palabra ‘gatillo’? Me deja en duda. Porque yo practico todo el día las veinticuatro horas y me siento bien. Hoy vi un video que dice que no sirve la palabra ‘gatillo’, gracias’.

Como se puede observar, la persona que realiza el comentario sostiene la creencia de que repetir la práctica todo el tiempo es beneficioso. Sin embargo, es importante entender que esta perspectiva puede provenir de enseñanzas en otros canales, pero no necesariamente refleja la esencia de Ho’oponopono.

La sensación de bienestar que experimenta puede compararse con repetir una mentira constantemente hasta creerla. Aunque pueda sentirse verdad en su mente inconsciente, no significa que sea una realidad objetiva; es simplemente una convicción que proporciona tranquilidad.

Es relevante destacar que no se busca poner en tela de duda la palabra ‘gatillo’. La distinción radica en comprender que existe una diferencia entre una palabra ‘gatillo’ y la frase poderosa de Ho’oponopono.

La palabra gatillo

Considero esencial proporcionar ejemplos prácticos para guiar a las personas en el uso adecuado de las palabras ‘gatillos’ y la frase poderosa de Ho’oponopono. Cuando afirmo que la palabra ‘gatillo’ no sirve, me refiero a su aplicación inapropiada.

Sin embargo, en situaciones inesperadas o eventos eventuales, su uso puede resultar efectivo, siempre y cuando se entienda su función. Personalmente, empleo la palabra ‘gatillo’ en momentos de emergencia, cuando algo imprevisto ocurre.

Recordando mis primeras incursiones en otros canales años atrás, seguía las enseñanzas de gurús conocidos sin comprender completamente su alcance. Siguiendo sus instrucciones, no obtuve resultados significativos.

La clave reside en aprender cuándo y cómo utilizar las palabras ‘gatillos’. Estas palabras son como detonantes, efectivas en situaciones urgentes que demandan una respuesta inmediata.

Por ejemplo, si en el trabajo surge una situación comprometedora debido a comentarios de alguien que llegaron a oídos del jefe, generando una reacción agresiva, la palabra ‘gatillo’, en este caso, ‘papel para moscas’, puede ser empleada antes de enfrentar la situación.

Papel para moscas

Lo mismo aplica si el conflicto surge en casa con la pareja, quien se encuentra enojada sin saber exactamente por qué. En esos momentos, al acercarse o durante el acercamiento, repetir de manera tranquila y serena la palabra ‘gatillo’, como ‘papel para moscas’, tres veces, puede ser útil.

No es necesario repetir como un loro constantemente, ya que ello denota inseguridad y desconfianza, disminuyendo la efectividad de la práctica. La repetición constante puede interpretarse como miedo, indicando que no se confía en la eficacia de la técnica.

Al igual que cuando una pareja dice constantemente ‘te amo’, ¿por qué repetirlo todo el tiempo? Esta repetición puede ser más un intento de convencer a la otra persona de su amor, generando dudas sobre si el sentimiento es genuino.

En resumen, el uso adecuado de las palabras ‘gatillos’ implica comprender cuándo aplicarlas y evitar la repetición excesiva que pueda socavar su efectividad. La palabra ‘gatillo’ en el contexto de Ho’oponopono se compone de dos o tres palabras, como ‘papel para moscas’, ‘flor de lis’, ‘llave de luz’, ‘colibrí’, entre otras.

Se pueden encontrar más de quince, o incluso más, aunque algunas pueden no ser tan conocidas. Personalmente, he utilizado aquellas que conozco y encuentro altamente efectivas en los momentos precisos.

Hooponopono palabras gatillos

Sin embargo, existe una palabra ‘gatillo’ que se forma con cuatro palabras, popularizada principalmente por Joe Vitale con fines de marketing. Según mi entendimiento, muchos eran conscientes de que esta práctica era más una estrategia de ventas que una auténtica expresión de Ho’oponopono.

Al no señalar lo contrario, se convirtieron en cómplices de un negocio. Fue después de diez años que escuché a alguien exponer la verdad: esto no era Ho’oponopono. Supongo que ya identifican a qué palabra ‘gatillo’ me refiero; sí, son las ya famosas ‘lo siento, perdóname, te amo, gracias’.

Esto no implica que sean malas en sí mismas, pero lo que se argumenta es que no constituyen Ho’oponopono genuino. En mis primeras incursiones, me encontraba repitiendo constantemente estas palabras, y mi vida parecía complicarse aún más.

Aunque desconozco la razón exacta, parece que estas palabras molestaban a don Satán, o simplemente no funcionaban para mí. Por eso, decidí dejar de repetirlas. Cuando nos referimos a la ‘frase poderosa’, estamos tratando con memorias o recuerdos del pasado.

Esto se aplica especialmente cuando hay traumas que la mente consciente no recuerda. Sin embargo, se reconoce que los resultados de estas experiencias traumáticas se manifiestan en actitudes que, por lo general, tienen un impacto posterior al momento del problema.

Los síntomas negativos

En algunos casos, estas actitudes se desencadenan décadas después de la experiencia. Pueden adoptar diversas formas, como ira, odio, celos, envidia, miedo, temor, ceguera mental, o cualquier síntoma que altere su estado emocional.

Una frase de Ho’oponopono se asemeja a una oración, siendo un conjunto de palabras con una intención específica que, al ser dichas en orden, desencadenan un poder que se dirige directamente al inconsciente o, como muchos lo interpretan, a la divinidad.

Cuando afirmo que las palabras ‘gatillo’ no funcionan, me refiero a su uso inadecuado. Sin embargo, sí resultan efectivas cuando se aplican de manera apropiada. Para ilustrar las diferencias en la efectividad de los enfoques, presentaré dos casos basados en mi experiencia.

En mis primeros tiempos, siguiendo las enseñanzas de gurús conocidos, repetía constantemente ‘lo siento, perdóname, te amo, gracias’, sin obtener resultados significativos. Luego, cambié a utilizar ‘papel para moscas’, pero tampoco experimenté mejoras, ya que mi verdadero deseo era cambiar mi estado emocional alterado.

La verdadera revelación ocurrió cuando enfrenté un problema con un cliente. Le había vendido un producto que, por alguna razón desconocida, falló, y ese fallo afectó a otro producto que también le había vendido.

Practicar Hooponopono

Ambos productos estaban destinados a un uso diario de al menos seis meses a un año, no solo unos pocos días. El cliente llegó enfurecido, y su reclamo inesperado me puso nervioso. Ante la solicitud de espera, entré a mi oficina y repetí en silencio ‘papel para mosca, papel para mosca, papel para mosca’.

Al regresar para atender al cliente, aún nervioso, me sorprendió ver que este señor se calmó notablemente y, para mi asombro, no solo aceptó comprar de nuevo el producto sino que también se fue estrechándome la mano amigablemente. ¿Notan la diferencia en el resultado?

En situaciones como esta, cuando una persona llega furiosa, es evidente que su inconsciente, o divinidad según otros términos, está descuidado. La reacción impulsiva se origina en las memorias del pasado.

En tales casos, el uso de palabras ‘gatillo’ puede resultar en una pérdida de tiempo sin obtener resultados tangibles. Con el paso de los años, he llegado a comprender mejor el funcionamiento de la mente inconsciente al practicar Ho’oponopono o técnicas similares.

Datos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.