La realidad que nadie la tiene transformada con Ho’oponopono

Solo para inteligentes ¡Califica!

La realidad que nadie la tiene transformada con Ho’oponopono. Te conviertes en lo que piensas, aunque creas que no es verdad. Toda persona tiene su propia realidad, aunque sea en apariencia pero la tiene, muchos no se han dado cuenta, que esa aparente realidad la construimos nosotros mismos, con nuestros pensamientos.

Es un poco complicado explicar esto y a veces, no creíble pero es una realidad, igual como se ve así mismo, en un espejo. Tu realidad no está afuera de ti, tu realidad está dentro de ti, en tus pensamientos y dependiendo de cómo lo tengas, es lo que ves afuera.

Desde el momento en que despiertas y abres los ojos, entra más de 400.000 bit de información de lo que ves en ese momento, pero sólo cerca de 2000, son tomados en cuenta por tu cerebro, y tu mente le da el significado que cree que es más acertado.La realidad que nadie la tiene transformada con Ho'oponopono

Solo que esto lo hace basado en lo que has aprendido, que si es mal, pues mal será lo que interpretes. Esa función la haces todo el tiempo y nunca para, porque hasta en el sueño, está elaborando aunque en un mundo surrealista, ahora, ¿En qué momento te conviertes en lo que piensas?

Según mi aprendizaje y el conocimiento que tengo en P.N.L., me doy cuenta que dependiendo el entorno, en el que has vivido o las experiencias que has tenido, Es que formas una realidad en tu mente y la proyectas a tu exterior.

La realidad que nadie la tiene

Es vital comprender que nuestro ser interior tiene un poder inmenso sobre nuestra realidad externa. Nuestros pensamientos y creencias moldean la forma en que percibimos el mundo que nos rodea y cómo nos relacionamos con él.

Cuando cultivamos pensamientos positivos y constructivos, nuestra realidad tiende a reflejar esa energía, atrayendo situaciones y personas alineadas con nuestras vibraciones internas.

Por otro lado, si permitimos que pensamientos negativos o limitantes dominen nuestra mente, creamos una realidad marcada por la adversidad y el sufrimiento. Es por eso que el proceso de limpieza mental y emocional que propone Ho’oponopono es tan poderoso.

Al liberarnos de cargas emocionales y patrones de pensamiento destructivos, abrimos espacio para una realidad más armoniosa y plena. En última instancia, somos responsables de nuestras percepciones y experiencias, y mediante ho oponopono, podemos transformar nuestra realidad desde adentro hacia afuera.

Que en este caso, es decir, si viviste en un entorno de tristeza, y aunque salgas del medio en que has vivido, a dónde quieras que vayas, siempre te acompañará la tristeza, porque eso es lo que ves, incluso, cuando alguien se ría delante tuyo, encontrarás cualquier explicación menos de felicidad.

Las razones son porque eso tienes en tu mente, ahora si tú cambias esos pensamientos, que podría haber algo de felicidad en la vida, la misma duda que has planteado, hace que tu mente empiece a buscar a su alrededor, y es fijo que donde antes vio tristeza, ahora es duda.

Busque por qué está como está

Tal vez podría ser de otra manera, o plantearse la pregunta, ¿Por qué estoy triste? Es casi seguro que al preguntar, la mente buscará en su banco de memoria, recuerdos de felicidad, o algo parecido.

Es esencial comprender que nuestros pensamientos tienen un impacto directo en nuestra percepción del mundo y en las experiencias que atraemos hacia nosotros. Cuando nos aferramos a patrones mentales negativos, perpetuamos un ciclo de sufrimiento y desdicha.

Sin importar cuán favorable sea nuestro entorno externo. Sin embargo, al adoptar una actitud de apertura y curiosidad hacia la posibilidad de la felicidad, comenzamos a cambiar la forma en que interpretamos nuestra realidad.

Cuando ha entrado la duda en tu mente, estás a un paso de poder ver alegría y cuando tus pensamientos cambie, tu entorno también lo hará, es cómo un imán que atrae un igual a otro igual.

Por eso es que cuando te sientes alegre, y de pronto, se acerca un personaje que le gusta ver lo malo, dónde tú ves alegría, te causa rechazo y en casos especiales hasta nauseas. Lo planteo así porque me ha pasado, ya que siempre hago lo posible por ver la parte buena, de todo.

Así mismo hay gente que se arrima y viene con sus lamentos, por demás tristes y lastímeros, que lo único que causan es coraje. Ahora, aquí hay algo que anotar y pienso que es muy importante, cuando una persona viene con sus pesares, su inconsciente hace actuar así, para que tú le acompañes en su dolor, o por lo menos que te sientas mal.

La realidad que nadie la tiene

A eso se debe que en ciertos momentos, he reaccionado con mal gesto por las actitudes de ciertas personas, pero llegó un momento, en que me di cuenta del objetivo del inconsciente de ellos, ahora no les hago caso sus lamentos.

Es más, hago fiesta de sus tristezas, el resultado de esta actitud, es que la otra persona cambia de conversación, buscando la forma en que uno le secunde la moción, hasta que se va como llegó.

Es crucial reconocer que nuestra respuesta a las actitudes negativas de los demás puede influir en la dinámica de la interacción. Cuando optamos por no participar en el juego del sufrimiento ajeno y, en cambio, elegimos mantenernos firmes en nuestra propia perspectiva positiva.

Podemos cambiar el curso de la conversación y, en última instancia, influir en el estado de ánimo de la otra persona. El caso es que esa persona, se ha convertido en lo que piensa y mientras más años tiene, es peor.

Tengo entendido que mis suscriptores son de entre 25 a 40 años puede que haya de menos edad como también de más, como de 60, pero en todo caso, todavía están a tiempo para que cambien su forma de pensar, porque de acuerdo a eso, es que se forma su propia realidad, recuerda que te conviertes en lo que piensas.

Entender esta conexión entre nuestros pensamientos y nuestra realidad es fundamental para transformar nuestras vidas de manera positiva. Al tomar conciencia de cómo nuestros pensamientos moldean nuestra percepción del mundo, podemos trabajar activamente en cambiar patrones mentales negativos.

Cambios de realidad basados por los pensamientos

Esto se cambia por pensamientos más constructivos y edificantes. Este proceso requiere práctica y compromiso, pero los resultados son gratificantes, ya que nos permite crear una realidad más alineada con nuestros deseos y aspiraciones más elevadas.

La realidad que experimentamos está influenciada en gran medida por nuestros pensamientos y percepciones. Aquí hay algunos puntos clave sobre cómo los pensamientos pueden afectar nuestra realidad:

Creación de Realidad Subjetiva

Nuestra mente interpreta y filtra constantemente la información del mundo exterior, creando nuestra propia versión de la realidad. Esto significa que dos personas pueden experimentar la misma situación de manera diferente debido a sus percepciones y pensamientos individuales.

Nuestras creencias y actitudes pueden influir en cómo percibimos y respondemos a las circunstancias de la vida. Por ejemplo, alguien con una actitud positiva puede ver los desafíos como oportunidades de crecimiento, mientras que alguien con una actitud negativa puede verlos como obstáculos insuperables.

A veces, nuestros pensamientos están sesgados por nuestras propias experiencias pasadas y temores subyacentes. Esto puede llevarnos a percibir amenazas donde no las hay, lo que puede limitar nuestras acciones y oportunidades.

Las expectativas que tenemos sobre nosotros mismos y los demás pueden influir en nuestro comportamiento de tal manera que terminan por cumplirse. Por ejemplo, si alguien se convence de que no tiene habilidades para tener éxito en un área específica.

Así es menos probable que se esfuerce por mejorar en esa área, lo que a su vez puede llevar a la confirmación de esa creencia inicial. Nuestra mente tiende a enfocarse en ciertos aspectos de la realidad mientras ignora otros.

La realidad que nadie la tiene transformada

Esto significa que nuestra experiencia de la realidad puede estar sesgada por lo que elegimos prestar atención, lo que a su vez afecta nuestros pensamientos y percepciones.  Aunque nuestros pensamientos pueden influir en nuestra realidad.

También tenemos la capacidad de cambiar nuestra forma de pensar y, por lo tanto, nuestra experiencia de la realidad. Practicar la atención plena, la reestructuración cognitiva y el desarrollo de una mentalidad positiva, pueden ayudarnos a ver el mundo de manera más constructiva y atractiva.

Nuestros pensamientos y percepciones juegan un papel fundamental en la forma en que experimentamos la realidad. Ser conscientes de cómo nuestros pensamientos influyen en nuestra experiencia puede ayudarnos a tomar medidas para mejorar nuestra calidad de vida y encontrar un mayor sentido de bienestar y satisfacción.

En todo caso, si es que no puede formar una realidad por sus pensamientos negativos, es hora entonces que busque ayuda en Ho’oponopono. Como sabrá es una herramienta de cambio personal, que le ayudará a ver con mas claridad lo que está en su mente inconsciente.

Ejemplo: Si mi realidad me dice que estoy caído en mente y persona, esto puede y es mas seguro que sea por algo que sufrí en mis tiempos de juventud. Esto pudo ocasionar en mi mente y creencias de que no puedo levantarme y por mas que haga siempre veré lo mismo.

Por eso acudo a Ho’oponopono para aplicarlo en mí, usando una frase poderosa que dice así: «Lo siento, perdóname por lo que está en mí, que hace que crea por mis pensamientos de que no puedo levantarme y ser triunfador, te amo, gracias» Con esto mis creencias mediocres desaparecerán.

Datos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.