Lo que debes hacer para alcanzar lo que quieras

Lo que debes hacer para alcanzar lo que quieras. Hace muchos años, casi como 30 años, mi hija que ahora tiene 35 me preguntó, ¿Papi, qué es la responsabilidad? La verdad que en ese tiempo era un muchacho que apenas, entraba en la edad de ser un padre muy joven y por tal, no sabia qué decirle, pero le respondí lo primero que se me vino a la cabeza, desde luego que tratando de darle lo mejor, que en ese tiempo tenía como conocimiento.

Mi respuesta fue que la responsabilidad, es cuando la persona hace lo que dice que va hacer, o que cumple con lo ofrece que hará.  Con esa respuesta seguí en mi trabajo y de ahí me olvidé.  Resulta que después de tantos años, mi hija nunca olvidó mi pobre respuesta, porque nunca dejó de ser responsable.

Incluso ni porque tenía en ese tiempo, como 4 o 5 años de edad, ya que siempre hizo lo que se le dijo, y de paso nunca dejó de ayudar en la casa en todo.  El resultado de todo eso, es que siempre ha tenido éxito en la vida profesional, al menos nunca la he escuchado que tiene problemas.

Lo que debes hacer para alcanzar lo que quieras

Lo que debes hacer para alcanzar lo que quieras

Hay que ser responsables

Muchas personas se quejan de la falta de ayuda de los demás, puesto que la vida como que les ha negado, el ser progresista con éxito e incluso muchas personas, se pasan la vida dando vueltas, sin darse cuenta que todo está en la vida que llevan, puesto que nunca aceptan una responsabilidad cuando les fue dada.

Casos así conozco muchos y que después de los años, siempre se hacen la pregunta, ¿Por qué me pasa esto a mí? Al menos hace unos días conversé con uno de los conocidos, que me decía que sus hijos ya no son como tal, ¿Por qué? Le Pregunté.

Su respuesta fue que los dos varones lo han traicionado, no lo buscan, son irresponsables, vagos y de paso, solo buscan al padre cuando tienen problemas.  El caso es que él como padre es el que menos debe quejarse, porque en toda su vida, al menos desde que lo conozco, que son más de 18 años, nunca lo vi que sea responsable con su familia.

Al menos sé que nunca dio para la comida en casa, mujeriego, borracho y vago.  Es dable que los hijos nunca tuvieron una buena escuela en casa, por tal, es imposible que de ahí salgan buenos hijos.  Ahora cuando se quiere algo bueno para uno, no espere que le caiga del cielo.

La suerte no existe

Al menos este es unos de los grandes problemas de la humanidad, en especial de los que siempre se quejan que no tienen suerte. . Ahora para mí, la suerte hace mucho tiempo que dejó de ser como me lo dijeron.

Siempre he creído en que todo se da cuando uno lo pide, no cuando se busca porque eso es lo que hacen los vagos, buscar milagros donde menos pueda darse, en la vagancia, por tal quieren que todo les venga del cielo.

Cuando eres responsable, todo te sale como se quiere, incluso se te hace fácil cuando quieres alcanzar algo que antes era como difícil.  Esto se da porque en muchos casos, cuando se quiere alcanzar algo, se debe hacer algo que tiene que ver con la responsabilidad, o sea, practicar con responsabilidad cuando quieres alcanzar una meta.

Es imposible que quieras algo y esto venga a tus manos solo porque tu lo pediste, aunque esto suele pasar pero cuando se sabe cómo hacerlo.  ¿Cómo alcanzar lo que quiero? Al menos de lo que me he dado cuenta, en especial lo que he puesto en prueba, y que me ha dado resultado.

Desde luego que esto no es que salió de la nada, porque para esto he tenido que practicar.  El caso es que ahora en especial, desde que ya no tengo las dudas que antes tenía, las cosas me van saliendo como las digo o pensado.

El presente

Esto me vino fue porque siempre he tratado de pensar en presente, que no es fácil en especial cuando tienes dudas.  Para empezar, lo que se debe hacer es tener una idea de lo que quiere, que en este caso lo debe hacer con pruebas de algo que haga sin temer a fallar.

Al menos así lo he conseguido. El punto en esto, era que quería recuperar mi fuerza en metafísica, como antes lo hacía, que por cada frase que decía se cumplía sin siquiera hacer presión ni fuerza. Por esa razón mi plan era lograr la misma confianza, para que lo que sea que pida, llegue sin problemas.

Lo que hacía era, es cada vez que llegaba a mi casa, lanzaba mi llavero y siempre buscaba que llegue a un punto que quería.  Al comienzo, las llaves caía en cualquier lugar menos en el que quería, por esto, lo que hacía era lograr solo mirar el punto, sin pensar en que quería que se haga.

Si no comprendieron, explico de otra forma.  El punto en esto es que uno haga algo sin pensar en ello, solo hacerlo mirando el punto que se quiere lograr.  Lo repito de otra forma.  Cuando lanzaba las llaves, lo que hacía era lanzar y pensaba al mismo tiempo, que llegue donde quería que llegue.

Hágalo sin pensar

Desde luego que así me pasé meses y no sabía por qué no podía lanzar las llaves y llegue al punto exacto.  Un día lancé las llaves y cayó en el punto que quería, solo que esa vez, ni pensé, solo lancé, o sea, que lo hice sin preocuparme que sea así como quería.

Esto me hizo pensar en: “Esa pendejada, cuando quiero que se dé, no se da y cuando ni siquiera me imagino, se da”.  Al comienzo ni me di cuenta que la clave en esto, era no pensar en lo que quería que pase, solo hacerlo y eso me trajo un recuerdo.

Una vez que hice un examen en el colegio, cuando ni siquiera sabía que había esa prueba, no estudiaba y de paso no iba a clases normalmente por mi trabajo, el punto es que saqué la nota mas alta. El punto en eso fue que no tuve tiempo ni siquiera de asustarme, de paso borracho que fue por eso que no me asusté.

Ahora por mi estado mis nervios estaban cao, y con eso mi mente se abrió, sin dar tiempo a que la mente inconsciente, haga de las suyas para estos casos que de seguro sacaba cero, por el temor.  Con la experiencia que tuve de las llaves que lancé y se hizo lo que ni pensé.

Una vez racionalizado sobre lo que hice, desde ese momento me puse a practicar, lanzando las llaves sin pensar, solo miraba el punto donde quería que llegue y desde ahí, las llaves llegan.  Una vez puesto en orden, me puse a practicar con ideas que se me cruzaban en la mente.

La mente atrae lo que quieres

Como ejemplo, hace unas semanas buscando una película, me acordé de una que vi y que me gustó mucho, cuando el padre se comunica con el hijo por medio de una radio de 2 metros.  El caso es que la busqué y no la encontré, porque el nombre no me acordaba y lo dejé.

Unos días después, buscando un tema para un nuevo vídeo, me aparece un nombre de un archivo que me hizo acordar, la película que quería ver.  Con eso entré en una plataforma en la que busqué y no encontré, pero cuando abrí, ahí estaba la película, recién subida.  Al comienzo no me sorprendí pero si me gustó que me leyeran la mente.

Otro día, caminando para la casa de mi hija, me acordé de algo que quería hacer, pero que no lo hice, bueno seguí con mi camino. . Al salir de la casa, me encuentro con la persona que quería hacer ese trabajo, fue de sorpresa. . A esto le suelen llamar coincidencia, pero todos sabemos que eso ni en pascuales.

Otra prueba de fuego es que se me perdió un archivo, en el cual estaba anotado, algo que quería para cumplir con un proyecto.  Eso me puso de mal genio pero lo dejé aceptando que fue mi culpa, con eso dije, “Por ahí encuentro algo que me sirva igual”.

Así seguí con mi trabajo y al día siguiente, entro en Internet y alguien por ahí había subido un archivo igual como el que necesitaba, Con eso lo que hice fue copiar y usar. . hasta ahí, todo iba normal pero un día, empecé acordarme de las coincidencias y pensé, que eso no era normal, que algo estaba haciendo y no me he dado cuenta.

Para alcanzar lo que quieras

Con eso, lo que hice fue pensar en lo que estaba haciendo, que fue que me acordé de las llaves, ¡Claro! lo que estaba haciendo fue pensar en algo que quiero hacer, miro en mi mente lo que es, luego sigo mi camino, o sea, no me ponía a darle vueltas al asunto, solo pensaba en lo que era, luego miraba y chao, aquí no ha pasado algo importante.

Ahora resulta que ya sé lo que hay que hacer, pero mi inconsciente me está traicionando.  Esto quiere decir que quiero hacer algo, o que se cumpla como quiero, pero me pongo a pensar en cómo, cuando o espero que pase, cuando ese es el peor error, esperar a que pase o como se lo conoce en Ho oponopono, expectativa que es el peor enemigo.

En estos momentos estoy cambiando de estrategia, o sea, he vuelto al comienzo, con las llaves que es una prueba de fuego, para saber cómo está mis nervios, cuando lanzo las llaves y no entra en el lugar preciso.

Al menos de lo que sé, hasta los genios dicen, pide y se te concederá, ¿En la biblia? También habla algo parecido, solo que ahí lo ponen como la fe, que sin ella, no se llega a ningún lugar.  Con esto queda claro que si quiere alcanzar lo que quiere, aprende a ser responsable y si dices que algo harás, pues lo haces, que solo así se puede llegar a sentirte en paz contigo mismo y así, poder hacer lo que quieras, incluso hacer que suceda solo con hacer unos pasos.

Datos


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.