[…] llegamos a la adolescencia estamos tan convencidos que no podemos soportar que nos aíslen por el simple hecho de que no […]

Responder