[…] El acoso escolar en todos los niveles es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor basado en el miedo que siente, sume a su víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros. ¿El agresor tiene miedo? Sí. […]

Responder