Pensamientos positivos crean mejor destino en tu vida

Pensamientos positivos crean mejor destino en tu vida. El destino no está escrito ni marcado en hierro para decir que no se puede cambiar la vida de una persona, pero si puedo decir que ese mismo destino cada vez y cuando se traza en tierra, donde uno decide si hay que hacer cambios o no. Lamentablemente, muchos no saben de esto y creen que así como está, siempre será.

Pensamientos negativos crean mal destino

Esto lo puedo asegurar por mi propia experiencia, no solo de una parte de mi vida si no, de todo, desde que nací hasta hoy que me enteré de la muerte de alguien que lo trate algunas veces como amigo. El tema de hoy es justamente por lo que hablaba con este amigo sobre el destino.

Al menos él me decía que su destino ya está marcado para llevar una vida así como la tenía. Para que sea bien entendido esto, este señor era mayor que yo con 11 años, pero desde que me acuerdo que lo conozco, siempre tuvo ese aspecto de mayor, avejentado, al menos no sabía lo que hacía en sus ratos libres.

Pensamientos positivos crean mejor destino en tu vidaCierto día me enteré que tenía una adicción y eso lo sabía todo el barrio y aledaños, menos yo, porque nunca me preocupé de investigar la vida de los demás, ni hasta ahora. El caso es que un día tocamos su caso y de por qué fumaba la yerba milagrosa y según él, era porque así debió ser que estaba en su destino me dijo.

Claro que eso para mí fue como un choque porque en mis pensamientos no está esa forma de pensar. Este señor me dijo que su destino era morir así como estaba, todo caído, con un trabajo que apenas le daba para vivir, porque una parte era para comida y otra para su vicio y eso que habían chiquillas que le iban a pedir dinero.

Uno puede cambiar el destino

El caso es que le dije que eso no es así, porque todo depende de uno que si quiere que su vida cambie, solo tiene que dar los pasos necesarios para que eso se de, que si lo hace bien, su destino cambia. Este señor me dijo que lo intentó muchas veces, pero no, porque mas se demoraba en hacer cambios en su vida que ya estaba de nuevo en el comienzo de su trágico destino.

Así lo escuché muchas veces hasta que expuse mi caso, le dije que en toda mi vida he tenido algunas empresas y que había ganado buen dinero, pero siempre terminaba quebrando, eso no me pasó una vez si no 5 veces, al punto de quedar en cero sin un centavo, pero sin embargo me volvía a levantar.

No voy a negar que hubo muchas veces que pensaba como este señor, que creía que mi destino no era para ser alguien de buena posición, o de tener una vida tranquila con buen camino, porque estuve metido en líos muy serios, hasta con personas muy peligrosas y todo, por ser medio pendejo, confiado y pensar que así como soy buena gente, todos lo son y no es así.

El caso es que le contaba a este señor que así como tuve muchos problemas y perdí mucho dinero, también tuve grandes alegrías pero como uno al menos en ese tiempo, se esmera por solo ver la parte negativa de todo, solo veía eso y no lo bueno que tenía aunque sea un poco.

Lo que aprendí con el tiempo

El tiempo ha pasado y ahora le decía, que aprendí que no es así, que si antes pensaba que había un destino labrado en piedra, pues no, ese destino está marcado en tierra que si dejo que el viento llegue, se borrará y es ahí que uno puede marcar su nuevo destino, pero esta vez, haciendo surcos para que el nuevo destino, quede como un vaciado en acero.

Este señor intrigado me preguntó, ¿Si es así como dice Don Roberto, entonces que es lo que usted hizo? Mi respuesta fue que al comienzo no creía que se podía pero cuando una vez leí sobre lo que si se puede, que en este caso es en la vida de uno, y que para que esto empiece por buen camino, lo primero que se hace es preguntarse, ¿Se puede cambiar el destino?

Con eso lo que hice fue buscar otra forma que me sirva para mí porque no quería terminar viejo, cansado, pobre, abandonado y triste, pues al comenzar a dudar que el destino no está labrado en piedra, mi mente se puso a buscar la posibilidad de que debe haber algo para cambiar.

Pero como siempre uno busca como la gran mayoría, la fórmula secreta y que solo se hecha un polvo de esto y lo otro y listo, pero la vida nunca es así, porque está cargada de muchas malas energías que es lo que hace que tu vida sea de lo peor, por eso, cuando quise encontrar algo para mí, nunca lo encontraba porque quería la forma más fácil y eso nunca lo encontrará.

Tu destino cambia cuando cambias tu forma de pensar

Cierto día leí que para empezar a cambiar el destino, uno debe empezar a cambiar la forma de pensar. Claro que tenía sentido al menos para mí, pero para mí, mi forma de pensar es la que siempre tuve y ¿Qué había de malo en eso? Pero pensando en cómo había perdido mucho dinero, y los problemas que tuve en la vida, pensé que tal vez mi forma de pensar es la que me ha dado problemas.

Bien, para esto tuve que aceptar con responsabilidad, que hay un problema y que tengo que hacer algo para cambiar eso, mi forma de pensar está caduca y ahora, ¿Cómo lo hago? Entonces el siguiente paso que hice fue, buscar qué hacer para cambiar mi forma de pensar y encontré que para llegar a pensar mejor, uno debe analizar lo que está pasando en la vida, haciéndose algunas preguntas.

Estas preguntas era, ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué gané? ¿Qué perdí? Ejemplo de uno de mis casos, que tuve cuando me metí en problemas, ¿Por qué me pasó? Pues fue por no analizar que no estaba como para aventurarme en otra empresa, sin embargo pensaba que sí, por eso busque lo que nunca se me había perdido.

Ahora, ¿Para qué quería meterme en algo que no era para mí? Pues supuestamente era para tener una mejor vida, mas dinero, cuando en lo que estaba no era que se ganaba todo el tiempo, sin embargo era seguro, y como creí que iba a ser mejor, entré en un lio que hasta tuve que coger abogado.

Errores por no saber pensar

¿Qué gané con este plan de una nueva vida con nuevo negocio?? Pues nada, todo se hizo humo y quedé gastado. Ahora ¿Qué perdí en esta aventura? Pues perdí tiempo, dinero, mi paz que bien que la tenía, pero como dije, pensaba con las patas y no con la cabeza y eso que el problema se hizo tan grande que terminé como el malvado de todo, pero salí de eso.

Con esto, ¿Creen que no aprendí que no se debe meter en donde no se debe? Pues, si y con eso cuando analicé todo lo que me pasó, me di cuenta que cuando se usa la cabeza, las posibilidades salen a la luz sea para caer o ganar de la mejor forma, pero uno debe aprender a pensar, analizando los puntos que hay en medio de todo y que casi nunca se lo ve.

Pensamientos positivos crean mejor destinoUna vez que entendí esto de pensar mejor, y ahora qué?? Bien ahora que ya se sabe eso, viene lo que es cambiar la forma no de analizar los puntos, si no, la forma en que se expresa ante los demás o ante uno mismo. Esto es que por lo general, una persona que aprendió a pensar mal, solo ve lo malo en cualquier situación.

Como ejemplo sería que si en el día vendió 30 dólares de los cuales, para el vendedor le queda solo 10 dólares, pues el que se expresa de mala gana dirá, “Solo he ganado estos miserables 10 dólares. Entonces eso 10 dólares serán nada para su vida, porque tenga por seguro que habrá cualquier pretexto para que los gaste.

Piensa y habla positivamente

En cambio, cuando aprende a expresarse de la mejor forma, sería que diga, “Bien he ganado 10 dólares, mañana será el doble”. Esto hace una especie de programa mental en su inconsciente, porque al crear esa forma de ver su entorno, usted mismo se llega a convencer que todo está bien y de verdad que lo estará porque su energía mental creará ese nuevo destino, porque usted lo está creando solo con su forma de pensar.

Ahora una vez que lo ha hecho todo y aun no puede cambiar su forma de pensar, seguro es porque usted tiene un programa que hace que no pueda cambiar su forma de pensar, de ver su entorno y de expresarse de una forma positiva. Pero, solo si tú puedes concentrarte en hacer estos cambios, no tendrás que recurrir a una herramienta como Ho oponopono o cualquiera que sea para cambios personales.

Hay una estrategia que se usa para los tartamudos, que en psiquiatría es años y si se topa con alguien consciente, puede que menos pero sin embargo, no darán con la cura. Esto es que para eliminar la tartamudez, se hace que lea en voz bien baja pero de forma lenta.

Aprenda a ver el entorno de su vida

Luego cuando ya no se traba en esa forma, se lo hace leer en voz alta de forma lenta, poco a poco hasta que pueda leer de forma normal. Con eso adiós tartamudez. de la misma forma, para que pueda cambiar su forma de ver el entorno o de pensar, hágalo con frases cortas. Ejemplo; coja algo que esté cerca de usted, como un pan de la mañana, pero ya es de noche, lo ve y dice “pan bueno”.

Si ve la noche sin estrellas, pues será, “Noche pasiva”, si en el día hace mucho calor, será “Sol de vida”, poco a poco va aumentando las palabras de sus frases, hasta que se le haga costumbre de ver, sentir, pensar o decir lo bueno de lo malo. Si hay dudas pregunten que daño no hace.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.