Sun gazing los beneficios increíbles de mirar al sol

Hace muchos años, en el tiempo en que creía que era sano, me pasaba ciertas molestias físicas que incluía usar lentes, puesto que en ciertas horas ya no veía a una distancia de ocho o diez metros, solo sombras, eso que en el día si quería ver un letrero a esa distancia, todo se veía montado como si fuera dos letreros en uno.

Esto fue hasta que llegué a tener problemas de la próstata que decían que era por la edad, la verdad que si me puse mal pero sin embargo, sabía que debía haber algo que me ayude, puesto que lo sencillo me podía curar por mi cuenta, cuando era algo más serio también lo podía hacer puesto que en ese tiempo, practicaba la metafísica y si funciona.

Pero como siempre por el ego, de querer demostrar a los demás lo que uno sabe, recibía malos comentarios y demás artilugios negativos de los demás, que hizo que perdiera ese poder de hacer cosas que para otros es imposible, con eso hasta me curé de cálculos en los riñones, sin si quiera hacerme atender de médicos.

Mirar al sol
Sun gazing los beneficios increíbles de mirar al sol

Todo eso fue en ese tiempo, ahora cuando las cosas se pusieron mal para mí, buscaba algo que me sirva y fue así que me di cuenta, que cada vez que me alteraba emocionalmente, todo se complicaba tanto en el entorno, en mi cuerpo y en mi mente, que después me enteré que todo era porque mi parte espiritual, estaba resquebrajado.

El arte de mirar al sol

Un día leí sobre el arte de mirar al sol y como siempre me gusta comprobar, puesto que uno debe estar seguro de lo que dice, antes de comunicar a los demás, por eso me informé de lo mejor leyendo libros digitales, y viendo las conferencias del señor Hira Ratan Manek, que no esperé más, me puse a practicar aun a costa de algunos curiosos.

Al comienzo fue incierto puesto que se empieza por mirar al sol, solo diez segundos en horas seguras, esto es seis de la mañana o en la tarde a la misma hora, el tiempo se va aumentando de diez en diez hasta llegar a 45 minutos en una sola sesión. Ahora sabía y estaba convencido que era muy bueno pero no creía que era tanto su maravilla.

Los increíbles beneficios espirituales de mirar al sol, son que tú empiezas a sentirte más tranquilo, como que ves mejor el entorno, puedes ver directamente a los ojos de otras personas, mas si son de las que intimidan, luego te das cuenta que tu cuerpo ya no está tan débil como antes lo tenías, al menos me di cuenta puesto que podía hacer lo que antes no.

Todos estos beneficios se van dando poco a poco, por eso se toma su tiempo y lo primero que sientes se da, cuando llegas a los once minutos, que es un poco más de dos meses, se siente que algo dentro de tu cerebro se calienta que es, el primer síntoma que sentí como resultado de mirar al sol.

Los resultados de mirar al sol

Lo siguiente fue que dejé de usar lentes aunque la costumbre me hacía usarlos pero poco a poco me di cuenta que ya no necesitaba, ahora veo a la distancia y bien claro, mis problemas que dicen que es por edad, han desaparecido en casi un 90%, que si comparo a lo que sentía, estoy completamente sano.

Esto no quiere decir que si haces tonterías, como beber, fumar, comer demasiado o amanecerte como te da la gana, es posible que te ayude pero eso sería igual como si botaras la comida y luego la recoges. En todo caso si lo haces bien, todo esto se te va quitando, hasta el vicio de fumar aunque es lento pero funciona.

Otro dato que me he dado cuenta, antes de empezar sentía temor a quedarme solo y en oscuridad, peor si escuchaba algo que no veía, era para temer y no porque sea cobarde lo que pasa, es que es un miedo clasificado como miedo a lo desconocido, pero ahora nada que ver incluso he tenido experiencias medias raras solo y en la madrugada, yo tranquilo y sigo durmiendo.

Puedes meditar sin problemas aunque si entras en un mundo en el que no sabes, como la meditación, desde luego que al comienzo se te hara un poquito complicado, pero lo dominarás sin problemas ya que el primer problema de la meditación, es eliminar el tráfico mental por las imágenes que se alborotan, sin poder concentrarte en lo que quieres hacer.

Una persona que mira al sol como su forma de vida, es tranquila, porque puede ver bondad, solución donde otros solo ven desquite, odio o venganza, esto se da porque el ego el cual es el peor enemigo de uno mismo, es el que va cediendo terreno a la paz, que desde luego esto es cuando ya llevas casi los nueve meses mirando al sol.

Para completar toda una vida llena de paz, sin temor, con salud física, se descansa luego de completar el tiempo requerido, por un corto tiempo y luego se empieza de nuevo, pero solo quince minutos diarios por un año y si quiere estar así por toda la vida, un año más pero solo de diez minutos, con eso puede dejar de ver al sol y estará seguro hasta el fin de tu tiempo. Esto no garantiza vida eterna, lo que da es una mejor vida hasta que te llegue su momento, en el cual nadie se escapa.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


por
4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.