Como es la vida para el mediocre