Técnicas de afirmaciones positivas y Ho’ oponopono

Técnica de afirmaciones positivas con Ho’ oponopono.  La forma en que las personas hablan sin que se den cuenta que en el mayor caso, es en forma negativa, que justamente es lo que hace daño, porque al decirlo, viene del corazón. Muchos dirán que no, pero cuando explique por qué, entonces tomarán atención al cambio que hay que hacer.

Para esto quiero recordar que no siempre puede entrar Ho’ oponopono en toda su vida, puesto que para eso hay otra formas alternativas  que ya se dan. Ahora, empiezo con las afirmaciones positivas, técnicas, o lo que sea para que una persona pueda cambiar el curso de su vida.

Pero recuerden que esto es excelente cuando no hay dudas, expectativas o miedos que no resulte, por eso, atiendan.  Si en algún momento ha sentido que todo le va mal y por más que no quiera, siempre cae en necesidad.

Esto quiere decir que el dinero no es su aliado, por eso, debe saber que hay muchas formas de poder salir de la pobreza, sin que para ello deba llegar a extremos peligrosos.  Porque solo necesita algo de tiempo, paciencia y perseverancia.

Técnicas de afirmaciones positivas y Ho' oponopono

Técnicas de afirmaciones positivas y Ho’ oponopono

Hay que buscar la solución

Desde luego que no se trata de conseguir que las personas desistan de probar, si no más bien, que tomen consciencia que para llegar a una meta, deben hacer todo lo que sea necesario para conseguirlo.  Es de suponer que tu plan es seguir adelante con alegría.

Lamentablemente nadie nos enseña que todo tiene una solución, que en buena hora está dentro de nosotros, solo que muchos no lo saben y por eso llegan al extremo de la desesperación.  Dentro de nosotros hay una fuerza que está en nuestro corazón, en forma de energía.

Esta energía nace de nuestra mente, que para desgracia, nosotros la mal educamos y que es así que nacen los problemas, hasta enfermedades.  Nuestra mente llega al corazón, que es dónde se genera esa sensación de seguir adelante, donde nace lo que te dice cuál es el camino.

Ahora, así como mal enseñamos a nuestra mente, también podemos hacer que ella nos diga qué hacer y cómo hacerlo. Pero para esto, debemos enseñarle que el camino no es aquel que indicamos, sino, otro y para esto, debemos abrir la mente solo con una frase, que es la que logrará que la mente abra el camino que debemos seguir.

La frase afirmativa muy poderosa

Esta frase afirmativa es, “Hay un poder infinito dentro de mí“, el cual no solo se trata de decirlo y ya, no es así, porque así como tomó mucho tiempo mal enseñar a nuestra mente, así mismo se tomará un pequeño tiempo, en quitar toda esa enseñanza, para que pueda aprender algo nuevo, por eso, la frase hay que repetirla.

Las repeticiones, “Hay un poder infinito dentro de mí”, lo debe hacer en momento claves, esto quiere decir, que debe ser cuando la mente esté quieta, sin algo que perturbe y que solo cuando repita la frase, debe estar eso y nada mas, deje los recuerdos negativos para otro tiempo.

La metafísica

Otra forma es la Metafísica.  Se la puede aplicar de formas diferentes pero para esto escogí esta que se titula: ” Metafísica Conoce la Verdad para cambiar tu vida“.  Así como menciona la biblia, Jesucristo, el más grande de todos los Maestros de Metafísica.

Él en su momento lo dijo, “Conoced la Verdad y ella os hará libres” [ San Juan: 8, 32]. La Verdad, la ley suprema es la Armonía Perfecta, la belleza, la bondad, la justicia, la libertad, la salud (Vida), inteligencia, sabiduría, amor y dicha.

 Todo lo opuesto es apariencia. Es contrario a la ley suprema de la Armonía Perfecta, luego es mentira porque es contrario a la Verdad.  Dicho esto hay que reconocer que, “Tú “YO” superior es perfecto.  En este momento y siempre ha sido perfecto.

No puede enfermarse porque es VIDA Y CUALQUIER COSA QUE ESTÉS MANIFESTANDO por el miedo que sientes; QUE TE ESTÉ OCURRIENDO CONTRARIA A LA ARMONÍA PERFECTA, O QUE TÚ MISMO, ESTÉS HACIENDO O SUFRIENDO CONTRARIA A LA ARMONÍA PERFECTA, SE DEBE A UNA CREENCIA ERRADA QUE TÚ CREASTE, Y QUE POR REFLEJO, ESTÁS LANZANDO HACIA AFUERA Y ATRAYENDO a SU IGUAL.

NO TIENE NADA QUE VER CON TU YO SUPERIOR.  ÉSTE CONTINÚA PERFECTO.  SUS CONDICIONES Y SU SITUACIÓN SON PERFECTAS.  Ahora, en cada una de las circunstancias enumeradas más arriba, que si es tu caso, debes decir mentalmente, en voz alta, o de la forma que te sientas mejor. “NO LO ACEPTO”.  Debes decir con firmeza pero con infinita suavidad.  Los trabajos mentales NO NECESITAN de la fuerza física.

Comprende las frases Metafísicas

El pensamiento ni el espíritu tienen músculos.  Cuando tú digas, “No lo acepto”, hazlo como si dijeras, “No me da la gana”, tranquilamente, pero con la misma convicción y firmeza, sin gritar, sin violencia, sin un movimiento y sin brusquedad.

Después de haber dicho, “no lo acepto”, recuerda que tu YO superior es perfecto; que sus condiciones son perfectas.  Ahora di: “DECLARO QUE LA VERDAD DE ESTE PROBLEMA ES armonía, amor, inteligencia, justicia, abundancia, vida, salud, etc. cualquiera que sea lo opuesto a la condición negativa que se esté manifestando en ese momento. GRACIAS, te amo.

Las afirmaciones positivas

El poder de las afirmaciones no tiene límites, pero solo si lo hace con voluntad y convencimiento. Esto quiere decir que en el momento en que lees esto, tú no harás preguntas de, ¿Cómo, por qué, cuándo? Peor que diga algo que denote duda, que se ría o se burle de lo que ve y lea.

Para empezar, debe entender que necesitas saber dos cosas, la una es lo que es imaginar y la otra lo que es visualizar.  Muchos no explican esto, porque están equivocado cuando lo usan, por esto, imaginar es cuando lees o escuchas algo que ya conoces, ejemplo: un auto BMW negro con asientos blancos.

Con esto sabes lo que es la marca BMW, también sabes lo que es el color blanco.  Por eso imaginarás un auto con esa características porque ya lo has visto.  Ahora, cuando visualizas es cuando te digo, un auto cohete rosa con tres llantas, lo que harás es crear un cohete acostado en forma de auto con tres llantas, que en este caso has visualizado porque creaste de la nada.

¿Cómo empezar?

Para empezar, debes hacer una lista, solo una, de lo que quieres en realidad, en especial lo que está en tu mente, cuando necesitas algo y no puedes, ejemplo: si tu problema es el transporte porque llegas tarde al trabajo, piensas en un auto, pero al mismo tiempo piensas en dinero, esto indica que no tienes una imagen completa sobre lo que quieres.

Lo que se puede hacer ahí, es disociar lo uno con lo otro, que en este caso debe ser, que en la lista pones lo que para ti es más importante antes que lo otro. Recuerda que puedes levantarte más temprano e ir en transporte público, en cambio el dinero lo puedes necesitar para compra de algo en especial, que no tiene que ver con el transporte.

Por esto si en la lista pones el dinero como principal, en segundo plano pones el auto.  De esta manera, la mente registrará en el inconsciente, los requerimientos por separado, que de igual son de importancia pero van por lista de arriba abajo.

Esto debe ser bien detallado ya que si es el dinero que está como principal, debe imaginar que ese dinero lo tiene y sentirá lo que se siente cuando en verdad lo tiene, por eso es que debe hacerlo con voluntad y convencimiento, que es una forma de aceptar algo que no tiene. Esto es igual cuando cree en Dios, ¿Tú lo has visto? Sin embargo crees en él.

El detalle es importante

Ahora, cuando se habla de detalles, debe ser que si quiere el dinero, ¿Cuánto es, para cuándo lo quiere? Si es un auto, ¿De que marca, color, modelo incluso el año? Esto es para que todo lo que ha dicho en su lista, lo imaginará tal y cual lo tiene, ya que así su mente lo que hace es imaginar el auto en su mente, esta lo registra en el inconsciente.

Debes usar palabras que sean propias en su pedido, esto es que debe usar siempre que denoten certeza y nunca duda, ejemplo: “tengo en mis manos cien dólares”, ¿Se dan cuenta que es una cantidad que cualquiera lo puede tener?

Por eso así lo debe empezar.  No debe usar el, “Yo fulano de tal”. Se supone que al decir que,” tengo”, es porque está hablando de si mismo.  Nunca use palabras como: “quiero, tal vez, deseo, cuando, podría, puedo, etc.

Tome en cuenta que estas palabras, no tienen fecha, ya que si dice: “quiero cien dólares”, la mente pregunta, “¿Cuando?”, pero como no le respondes, seguirás queriendo.  Ahora, ¿En qué parte entra Ho’ oponopono?

Cuando después de hacer todo esto o en partes, se da cuenta que no puede, porque no confía ni en lo que piensa, entonces, pida ayuda a Ho oponopono con su frase poderosa o palabras gatillos.  La frase poderosa se basa en los miedos que sientes, ejemplo: “Lo siento, perdóname por lo que está en mí, que (aquí va lo que te hace temer) te amo, gracias.

Datos


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.