La motivación es un arte

Muchos no creen que la motivación es un arte y por tal, actúan según lo que ellos aprendieron de las personas que les han rodeado en toda su vida. Es muy posible que en alguna circunstancia de tu vida, has sentido que todo no tiene sentido y que lo único real eres tú.

Por esto, aunque al ser el único te ubicas en un punto neutro que en este caso es ni de día ni de noche, es decir, sin sabor del por qué estás en dónde estas. No voy a negar que hubo un tiempo en que me sentía ubicado en ese punto.

MotivartePor eso se que no es agradable ya que empiezas a ver de una forma triste tu entorno, en el cual antes veías que si tenía una razón de por qué las cosas estaban en dónde estaban.

Al menos para mí fue un punto en el que me perdí y encontré un respaldo en el licor. Esto fue hace 20 años y en buena hora que encontré el camino, ahora, si por ahí alguien se pregunta ¿Fue fácil encontrar la puerta de escape? No señores.

Desde luego que no fue fácil y dado que lo que tenía de conocimientos en esos momentos no era basto para solucionar semejante problema pero, tuve la paciencia de hacerme siempre las preguntas ¿Por qué? ¿Para qué?

De esos tiempos no ha quedado nada y me hubiera sido mucho más fácil salir de ese entorno, si alguien me hubiera guiado o sabido la forma de como hacerlo. La motivación es un arte y esto no lo sabía en esos momentos.

Muchas personas hablan de motivarte pero no tienen ni la más mínima idea de cómo se lo hace. Para mí la motivación es un motivo en acción y punto, claro que en mi caso que soy un profesional en P.N.L. veo las cosas simples y más porque las he probado.

En este caso no soy uno más que lee uno que otro librito por ahí y ya se consagran como motivadores, es más, no me considero un motivador pero si te puedo decir las pautas como para que entiendas su proceso.

De esta forma puedes conocer a ese enemigo mental como es el desaliento, aburrimiento y el no ver más allá de tu nariz. Primeramente para que puedas entender sobre que la motivación es un arte, primero hay que entender lo que es la creencia.

La creencia es lo que a ti te convence de que algo es real y por tal, posible en el más alto rango de poder. Esto es igual a lo que hace las religiones, es decir, ellos te crean la idea de por qué debes tener miedo a dios y que solo él es el que puede aunque no pueda nada.

La creencia en las personas es el motor principal como para que tú puedas motivarte ya que estás convencido de lo que vas hacer, en este caso un punto, para tener una creencia fuerte es creer en que tú tienes algunos puntos fuertes para motivarte.

De esta forma no tienes ni una pizca de dudas, jamás debes pensar en ¿Será cierto? Los puntos pueden ser y esto a mí criterio de que tú tienes el deseo de ser lo que otro es sin llegar a la envidia, pero para que esto funcione tomas como ejemplo su modelo de vida.

Ahora, como a esta persona le da excelentes resultados, entonces ¿Por qué no debería resultar contigo? Esto es tan simple que es fácil de motivarse. Esto tiene diferentes matices dependiendo del tipo de ejemplos que tengan.

Es decir, si mi aspiración es ser una persona espiritual por lo cual no sé ni que hacer, desde luego que no voy a coger la imagen de Donald Trump, en este caso cogería la imagen de Jiddu Krishnamurti o del mismo Siddharta Gautama por la cual sería mi punto de partida.

Esto como motivación porque he conocido su historia de vida, y más porque creo que es así. Ahora,  esto en si no lo es todo ya que para que esto funcione al dedillo, debes tener pasión en lo que te dispones  ser.

Lo que en palabras de a centavos, se entiende que vas a ser mejor que lo que te ha motivado hacer. Nadie puede tomar una enseñanza o tratar de copiar el modelo de alguien sin tener pasión en lo que vas hacer.

La motivación es un arte y si tú pones un punto de partida por algo para algo, es fácil que te motives y si lo haces, nada ni nadie te puede poner en un estado de vacío, es como si tuvieras pilas nuevas cuando tienes un por qué hacer algo.

Como ejemplo, tenía días que no escribía un artículo en este blog pero sí en otro que es de empresas. El caso es que estaba pensando y como no encontraba no hacía nada, es decir, no encontraba el por qué y el para qué hasta que recibí un mensaje de un amigo.

Este mensaje de él, me sugiere un tema, entonces ¿Qué pasó aquí? Pues que encontré un punto de motivación basado en por qué y para qué escribir un nuevo artículo, por lo tanto, dónde había un vacío ya no lo hay. Recuerden que la motivación es un arte.


Si tienes alguna duda, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog


One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *